Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

¿Para qué sirven estos amistosos? Una selección con ganancias en efectivo y rentabilidad en cuotas

Miércoles 14 de junio de 2017
0
Singapur, el último destino exótico que permite ingresar dinero en una AFA necesitada
Singapur, el último destino exótico que permite ingresar dinero en una AFA necesitada. Foto: LA NACION / Rodrigo Néspolo

Saitama, Daca, Calcuta, Hong Kong, Dallas, Melbourne, Casablanca, Abuya, Riad, St. Louis, Trípoli, Shanghai, Lagos, Guatemala... Y también Singapur. Un tour financiero. Cada ciudad es apenas uno de los tantos imanes comerciales que atraparon a la Argentina en los últimos años. Amistosos motivados exclusivamente por un afán recaudador, porque la selección es el principal activo de la AFA. Un cachet de 1.400.000 euros encierra la única explicación para este amistoso al sur de Malasia. Un dinero, por cierto, que se había cobrado hacía tiempo. Y que incluía a Messi, desde luego, por eso muchos se molestaron en Singapur al enterarse de que al capitán se lo convocó para la gira pero se marchó después del clásico con Brasil. Ayer estaba de vacaciones en Ibiza.

A principios de siglo la AFA comenzó a atender destinos en los que antes no reparaba. Se trataba de abrir las fronteras y capturar nuevos mercados para recaudar. Escuchó ofertas y descubrió un significativo salto de facturación. Aparecieron en el calendario de la selección sitios nada tradicionales. Incómodos e improductivos deportivamente. Si hasta un 29 de diciembre, de 2004, la selección se enfrentó en el Camp Nou con un combinado de Cataluña... a cambio de 650.000 euros para la AFA.

Ahora, firmado el contrato, ¿sirven estos amistosos frente a rivales tan desamparados? Sí, aunque es una obligación desconfiar de la consistencia de las conclusiones. Al menos, fueron otros 90 minutos para detectar si los jugadores comprenden a Sampaoli y se animan a ejecutar la propuesta. Quizá tengan más valor las prácticas precedentes que el propio juego. Sin este partido, el DT no habría dispuesto de tres ensayos más para seguir inyectando su idea. Tres días más para conocerse mediante la convivencia. Tres días más para que Icardi y el resto siembren confianza. Sirvió para suponer que el abanico de recursos desde ahora será más amplio, aunque frente a mayores dificultades habrá que constatar si también es más confiable. Sirvió para imaginar que el renovado Di María entendió que el pasado no reparte garantías. Sirvió para exigirle a Dybala mayor protagonismo: está llamado a ser el eslabón que asocie generaciones, pero aún debe creérselo.

"Hay lugares a los que la Argentina nunca tuvo la necesidad económica de ir a jugar y ahora irá. Ya lo van a ver...", anticipaba en 2002 a la nacion una fuente de la AFA. Salerno, Doha, Ginebra, Budapest, El Cairo, Shizuoka, Seúl, Osaka, San Pedro Sula, Jerusalén y Washington fueron desde entonces otras excursiones. Desde ayer, también Singapur. Habrá más. Renegar no tiene sentido. Las ganancias son para la AFA. Sampaoli ya verá hasta dónde se cotizan los detalles futbolísticos.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas