Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Día del escritor: Santino, un nene autista de 12 años, le dedicó un cuento a los escritores en su día

El niño festejó el día del escritor haciendo lo que más le gusta

Martes 13 de junio de 2017 • 22:00
0

cerrar

La historia de Santino Guglieri supera todos los diagnósticos. El niño, que comenzó a leer a los seis años, después de tres de haber sido diagnosticado con Trastorno Espectro Autista (TEA) ya acumula dos premios de literatura por sus cuentos. Hoy su padre, Germán Guglieri, compartió un nuevo relato de su hijo, en el día del escritor.

Santino tiene 12 y es un gran lector. Antes de los 10 años ya había leído cinco tomos de la saga Juego de Tronos, de George R. R. Martin y libros de Stephen King, Brandon Sanderson, Lev Grossman, y Dan Wells, entre otros. Hoy logra conmover con sus historias. Ya fue galardonado dos veces en el concurso literario de la Biblioteca Popular de Paraná, Entre Ríos, donde vive con su familia.

Un mes atrás, Santino participó junto con su papa de una entrevista con LN+. Allí se rió cuando le preguntaron sobre su próximo tema a escribir y dijo que no lo sabía. En el día del escritor, Santino encontró la inspiración. El tema fue, justamente, la escritura.

Una vez más, no defrauda. Santino propone en este relato que la escritura fue inventada por "La Sociedad de Gente que Resuelve Problemas" como un sistema para comunicarse, que no fuese de manera oral. Pepe Escritura, Henrieta Letras, Xami Palabras y Julieta Sustantivos, son algunos de los personajes del cuento. "¿Por qué tenemos papel, pero no algo que poner en ellos?", reflexiona uno de los personajes. Mientras que Julieta Sustantivos se pregunta cómo es que su civilización llegó hasta allí sin haber inventado este sistema mucho tiempo antes.

A continuación, el nuevo relato de Santino titulado: "Pepe escritor"

Pepe Escritura miró a las personas que estaban en la sala con él. La sala era alargada, y solo había una mesa larga con unas sillas. En la sala había varias personas, todas sentadas en la mesa, Pepe estaba en uno de los extremos. Todos estaban ahí para acabar con el problema que los asolaba.

Ellos eran la Sociedad de Gente que Resuelve Problemas, un grupo de gente que resuelve problemas y se reúne en una sala larga con una mesa larga para resolver problemas cuando se los necesitaba.

Pepe miro a los papeles en sus manos.

-Caballeros y caballeras, hablemos del problema que tenemos ahora. nos faltó un paso en el proceso de crear una sociedad, y ahora todo está colapsando.

-Si mis cálculos son correctos, dentro de siete días la sociedad colapsará-dijo Henrieta Letras.

-El problema es que no tenemos ningún. sistema para comunicarnos de manera no verbal, algo que poner en los papeles y las computadoras (¿Por qué tenemos computadoras? Son inútiles sin un sistema así)-dijo Pepe. El recordaba todas las veces que había visto a gente alérgica a componentes en comidas morir porque no había un sistema que les permitiera ver los ingredientes en las comidas, incapaz de llamar al hospital porque no había algo en los teléfonos que le permitiera contactar con el hospital para pedir ayuda-. Incluso estos papeles que estoy mirando están en blanco, ¿Por qué tenemos papel pero no algo que poner en ellos?

Pepe tiro los papeles al suelo.

-Yo propongo que rehagamos la civilización desde cero-dijo Xami Palabras, un hombre que estaba vestido como una rana plateada.

-Ya lo hicimos en las últimas tres crisis, no podemos hacerlo de nuevo-dijo Juan Monosílabos.

-Pero ya tengo la Bomba Que Rehace Civilizaciones lista-dijo Ximi-. Debería encontrar un nuevo nombre.

-A decir verdad, no entiendo cómo es que nuestra civilización llego a este punto sin un sistema así-dijo Julieta Sustantivos, una mujer de mediana edad sentada cerca de Pepe.

-Señores, la solución obvia es hacer un sistema así-dijo Antonio Antónimos, un fontanero de setenta años.

-¿Pero cómo lo llamaríamos?-dio Pepe.

-Palabras-dijo Xami.

-Tiene razón, hay que llamarlo escritura, como yo-dijo Pepe.

-Pe.

-Escritura.

Crearon el sistema y organizaron una fiesta para celebrarlo. La organizaron en la misma sala, porque no tenían otro lugar para hacerlo.

-Otra crisis terminada por nosotros-dijo Pepe, sirviéndose agua en un vaso de plástico-. Por cierto, ¿desactivaron la Bomba que Reinicia Civilizaciones?

-¿Qué bomba?-dijeron. Pepe sonrió y miro al piso.

-M-dijo, cuando se escuchó una explosión y todo se tiño de blanco.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas