Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En un audaz robo se llevaron $1.000.000 de una dependencia del gobierno porteño

Los ladrones simularon interés en un curso y redujeron a la custodia de la Agencia Gubernamental de Control

Miércoles 14 de junio de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
El asalto ocurrió ayer en la Agencia Gubernamental de Control, en Perón al 2900, en Balvanera
El asalto ocurrió ayer en la Agencia Gubernamental de Control, en Perón al 2900, en Balvanera. Foto: Imagen de TV

Llegaron a la Agencia Gubernamental de Control (AGC) del gobierno porteño, en Balvanera, bien temprano. Eran dos jóvenes, una mujer y un hombre, que decían estar interesados en conocer los requisitos de los cursos de manipulación higiénica de alimentos. Como faltaban 90 minutos para que comenzara la atención al público pidieron permiso para esperar sentados en unos sillones y así, explicaron, evitar el frío de la calle. Pero era todo una simulación. Eran parte de una banda delictiva detrás de un botín millonario. Y, junto con otros dos cómplices armados, cumplieron su objetivo y se robaron 1.000.000 de pesos de la oficina de tesorería.

El millonario robo ocurrió ayer en la AGC, situada en Perón al 2900, en Balvanera. El golpe quedó registrado por las cámaras de seguridad de la dependencia porteña.

El director ejecutivo de la AGC, Ricardo Pedace, sostuvo a LA NACION que está convencido de que no fue un hecho al voleo. "Los delincuentes tenían mucha información", agregó el funcionario, ex subjefe de la Policía Metropolitana.

Los martes y jueves, durante las primeras horas de la mañana, una empresa transportadora de caudales llega a la AGC para retirar la recaudación de la tesorería. En la dependencia porteña se cobra el timbreo obligatorio que hay que pagar para hacer los cursos de manipulación de alimentos.

Todo comenzó a las 6.29. La AGC está las 24 horas abierta porque durante todo el día entran y salen inspectores en distintos horarios de trabajo. La atención al público comienzan a las 8.

Los dos supuestos interesados en los cursos que llegaron a las 6.29 tomaron asiento y simularon esperar que pasara el tiempo. Pero a los pocos minutos, junto con otros dos cómplices que acaban de ingresar, sacaron sus armas y redujeron a la vigiladora privada y una empleada de limpieza.

Buscan al "entregador"

"Cabe destacar que la encargada de administrar los fondos recaudados en la AGC es la Tesorería del gobierno de la ciudad [que depende del Ministerio de Hacienda]. Afortunadamente, el hecho sucedió antes del horario de apertura de atención al público y al ingreso masivo de los colaboradores", explicó el organismo público en un comunicado de prensa.

Las cámaras de seguridad captaron el accionar de tres delincuentes, dos hombres y una joven. Dos de los delincuentes tenían puestas las capuchas de sus camperas y el otro tenía puesto un gorro con visera.

En las imágenes grabadas de las cámaras de seguridad se observa cómo los delincuentes reducen a una vigiladora y a una empleada de limpieza.

"Las redujeron, les robaron los celulares y el equipo de radio, y las encerraron en el baño", sostuvo coordinadora general de la AGC, Verónica Lopreite, según publicó la agencia de noticias Télam.

Una vez que tenían encerradas a las dos mujeres, dos de los delincuentes se dirigieron a la tesorería para apoderarse del botín. En menos de cinco minutos los ladrones se llevaron 1.000.000 de pesos.

El caso es investigado por la fiscal correccional y criminal Estela Andrades con la colaboración de detectives de la Policía de la Ciudad.

Pedace no tiene dudas de que el golpe fue "entregado" por alguna persona que conocía con detalles el movimiento interno.

"Apenas ingresaron se dirigieron de inmediato al sector de tesorería, tenían un conocimiento absoluto del movimiento dentro de la agencia. Cuando suceden estas cosas es porque hubo alguna falla y eso es lo que hay que investigar, como así también el flujo de información. Estamos trabajando en eso", afirmó el director ejecutivo de la AGC.

Pedace explicó a LA NACION que tiene sospechas de todo tipo, pero que la fiscal Andrades y la Policía de la Ciudad ya trabajan en las diferentes hipótesis.

Según Télam, el jefe de gabinete de la AGC, Maximiliano Puccio, coincidió con el titular de la institución al asegurar que "evidentemente hay una información que se filtró, porque sabían exactamente dónde estaba la tesorería".

En el edificio de la AGC funciona la Dirección General de Fiscalización y Control de Obras, la Dirección General de Fiscalización y Control, la Dirección General de Habilitaciones y Permisos y algunas oficinas de la Policía de la Ciudad. También cuenta con una caja del Banco de la Ciudad, donde habitualmente se concretan los pagos de los derechos de tramites de obras y habilitaciones, y un cajero de la red Link.

5

minutos

Es el tiempo que duró el asalto en la Agencia Gubernamental de Control (AGC). En esa dependencia se guardaba la recaudación del pago de cursos.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas