Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Uber se queda sin conductor: su CEO se aleja en plena tormenta por una investigación

La empresa busca mejorar su reputación tras las quejas de sus empleados por la cultura laboral

Miércoles 14 de junio de 2017
SEGUIR
The Wall Street Journal Americas
0
Travis Kalanick, cofundador y CEO de Uber, deajará el cargo en la compañía por tiempo indeterminado
Travis Kalanick, cofundador y CEO de Uber, deajará el cargo en la compañía por tiempo indeterminado. Foto: Reuters

UEVA YORK.- El director ejecutivo de Uber Technologies Inc., Travis Kalanick, se tomará licencia de su cargo por tiempo indeterminado y durante su ausencia les transferirá sus responsabilidades a sus subalternos inmediatos, en un enorme giro para una empresa de alto vuelo que está envuelta en una profunda investigación por su cultura laboral.

A través de un mail enviado ayer a los empleados, Kalanick manifestó que daba un paso al costado y que sólo participaría de las decisiones estratégicas de importancia. Según Kalanick, de 40 años y cofundador de la empresa de transporte particular, necesita la licencia "para convertirse en el líder que la empresa necesita".

Su mensaje para el personal llegó justo luego del anuncio de Uber de los resultados parciales de una investigación de casi cuatro meses sobre la cultura y prácticas en el lugar de trabajo, realizada por el estudio jurídico del ex procurador general de Estados Unidos Eric Holder.

Uber dio pasos para recuperar su reputación, que quedó dañada después de que en febrero su ex ingeniera en software Susan Fowler Rogetti escribió en su blog que el ambiente de trabajo estaba dominado por una cultura masculina permisiva con el acoso sexual y la discriminación por género. Esas acusaciones obligaron a Uber a contratar al estudio Covington & Burling para hacer una investigación interna, que incluyó entrevistas con más de 200 empleados.

Otro estudio de abogados, Perkins Coie LLP, al que Uber contrató en parte para investigar las acusaciones de Fowler Rigetti, también citó a los empleados para entrevistarlos. La semana pasada, Uber informó que de ese sondeo surgieron 250 quejas y en consecuencia despidió a más de 20 empleados.

En tanto, el resumen del estudio del ex procurador contiene amplias recomendaciones para la empresa. Entre éstas figuraba la de delegar algunas de las responsabilidades de Kalanick en otros directivos, como el nuevo jefe de operaciones, un cargo creado recientemente, pero que aún permanece vacante. El informe también recomienda la inclusión de voces más independientes en el directorio; elevar el rol del recientemente contratado director de diversidad, Bernard Coleman; crear un comité revisor; ofrecer entrenamiento en liderazgo a los ejecutivos de la empresa, y brindar cursos obligatorios de sensibilización para los empleados.

El resumen del informe también apuntaba a aspectos de la cultura corporativa que, según consigna, refuerzan la exclusión y otros comportamientos cuestionables. Los 14 valores de la "cultura Uber", por ejemplo, incluyen mandatos como "no dejar de presionar" y "avanzar sobre el otro", así como normas de castigo por consumir alcohol en la oficina y por mantener relaciones sentimentales con colegas de trabajo.

El anuncio de Kalanick sobre su licencia por tiempo indeterminado representa un sorprendente giro en la controvertida historia de ocho años de Uber. La empresa, liderada por un CEO de estilo beligerante, se abrió paso en nuevos mercados como una topadora, en contra de las regulaciones locales y los competidores en todo el mundo. Y embolsó 15.000 millones de dólares de financiamiento en el camino. Kalanick, que se describe a sí mismo como un "vivo", es famoso por impulsar tácticas empresarias pesadas y un ambiente de trabajo que recompensa el alto rendimiento por encima de cualquier otra cosa. Kalanick también se aseguró de que todas las decisiones importantes pasaran por él, al restar relevancia a la función de sus subordinados.

Según los expertos, es muy infrecuente que el CEO de una empresa del tamaño de Uber se tome licencia por tiempo indeterminado sin razones médicas, y advierten que en esos casos no suelen volver a su puesto. La licencia de Kalanick es especial porque al mismo tiempo está de duelo por su madre, que murió el mes pasado en un accidente en el que también resultó gravemente herido su padre.

El puesto de Kalanick está a salvo, ya que su porcentaje accionario le garantiza poder de voto en el directorio. Junto al cofundador de Uber, Garrett Camp, y a uno de los primeros empleados y ex CEO de la empresa Ryan Graves, tiene una enorme mayoría de las acciones con derecho a voto. El resto del directorio está actualmente compuesto por empleados e inversores, aunque anteayer la empresa dio los primeros pasos para cambiar esa configuración, con el nombramiento como director de Wan Ling Martello, ejecutivo de Nestlé.

Fundadores removidos

Travis Kalanick, cofundador de Uber

Origen: nacido en Los Angeles, es un programador y empresario de 40 años

Apple

Steve Jobs cofundó la empresa tecnológica en 1976, pero en 1985 fue despedido; volvió a tomar la dirección en 1997

Yahoo!

Jerry Yang creó la empresa en 1995 y permaneció como CEO hasta 2008, cuando la junta lo despidió

Twitter

Jack Dorsey cofundó en 2006 la compañía y asumió como director; en 2008 dejó la firma y regresó como CEO en 2015

Traducción de Jaime Arrambide

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas