Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Narcosoja: secuestran 10.000 kilos de marihuana que venían por la hidrovía hacia la Argentina

El operativo se realizó en Paraguay; la droga estaba oculta en la bodega de una barcaza que tenía como destino los puertos del Gran Rosario

SEGUIR
PARA LA NACION
Martes 13 de junio de 2017 • 22:23
Secuestran 10.000 kilos de marihuana que venían por la hidrovía hacia la Argentina
Secuestran 10.000 kilos de marihuana que venían por la hidrovía hacia la Argentina.
0

ROSARIO.- Otro gigantesco cargamento de marihuana fue secuestrado en la hidrovía camuflada en un cargamento de soja que tenía como destino el complejo oleaginoso del Gran Rosario . Las 10 toneladas de cannabis estaban escondidas en la bodega de una barcaza que había zarpado de Puerto Paredón, en Paraguay, donde las fuerzas de seguridad guaraníes detuvieron a 17 personas.

El buque "Juanjo A" remolcaba un total de 12 barcazas y contaba con una tripulación de 17 personas que actualmente están detenidas y ya a disposición de la fiscal paraguayo, Elva Cáceres.

Desde el Ministerio de Seguridad argentino informaron que el "histórico" operativo conjunto entre las autoridades argentinas y paraguayas se desplegó en la hidrovía del río Paraná, donde fue detenido un remolcador que llevaba un convoy de barcazas con soja. En las bodegas se encontró el estupefaciente que tenía como destino la Argentina.

"Se trata de uno de los secuestros más grandes de la historia argentina y pudimos lograrlo mediante las tareas de inteligencia de la Prefectura Naval y gracias al acuerdo firmado con la Secretaría Nacional Antidrogas de Paraguay", expresó la ministra de Seguridad Patricia Bullrich.

Según fuentes de esa cartera, este operativo fue el resultado de una investigación iniciada hace más de un año donde, además de la vigilancia sobre las vías navegables y la zona costera se identificaron todos los movimientos de la banda narcocriminal a través de escuchas telefónicas, lo que permitió capturar a todos los integrantes, 8 personas, con lo cual quedó desbaratada la organización.

A fines de diciembre pasado, efectivos de Prefectura Naval secuestraron 7985 kilos de marihuana en un barco que provenía de Paraguay y que descargó la droga en embarcaciones más pequeñas a la altura de Zárate-Campana. Esa marihuana era trasladada hasta un camping ubicado en las islas del Río Paraná Guazú, en Entre Ríos, donde era acopiada en un pontón denominado "La Bicharraca".

El tráfico de marihuana en barcazas y buques por la hidrovía es menos común que por otras vías, como la terrestre o aérea. Pero el volumen es mucho mayor. En dos cargamentos confiscados en 2016 en Paraguay se secuestraron 32 toneladas de cannabis que iban aguas abajo. Se tendrían que haber usado 80 avionetas para trasladar semejante carga.

En el centro y el norte de Paraguay más de 6500 hectáreas de tierra fértil rebosan de cannabis, del cual sólo el 5% es para consumo interno. Se calcula que las dos cosechas anuales de marihuana superan las 50.000 toneladas, lo que sitúa a ese país -según la Organización de Estados Americanos (OEA)- como el principal productor de esa droga en Sudamérica.

El 80% de la marihuana se contrabandea a Brasil, con destino preferencial a San Pablo y Río de Janeiro. El resto cruza a la Argentina y a Chile. A un productor de marihuana paraguayo le pagan 30 dólares el kilo de droga. Ese valor se multiplica por diez sólo con cruzar el río y tocar las costas de Corrientes y Formosa, convertidas en centros de acopio para que, después, la cadena logística traslade la marihuana a Rosario y a Buenos Aires, donde están los principales eslabones de comercialización. Si cruza la cordillera, el kilo puede superar los 2800 dólares.

Paraguay tiene la segunda flota de barcazas más grande del mundo después de la del Mississippi, Estados Unidos. Son unas 2900 embarcaciones. En época de cosecha de soja navegan unos 300 convoyes diarios, según calcula el presidente del Centro de Armadores Fluviales y Marítimos del Paraguay (Cafym), Guillermo Ehreke. Es difícil controlarlos porque el tránsito fluvial no se puede interrumpir.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas