Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cómo es la participación del Estado en la economía del país

PARA LA NACION
SEGUIR
Orlando J. Ferreres
Miércoles 14 de junio de 2017 • 00:36
0

¿Cómo ha ido evolucionando el índice de participación del gobierno en la economía? Esta es una relación que se ha ido dando por etapas, pero en cada uno de estas fases se ha consolidado un crecimiento cada vez más importante del Estado dentro de la economía.

En Europa tenemos una participación del Estado en la economía que ahora es de alrededor de 50 % o aún más, según adoptemos todos los criterios de participación económica, por ejemplo, sumando todos los bancos oficiales.

En nuestro país hemos tenido una participación de la economía dentro del Estado que fue creciendo alrededor de 9 % hasta 15 % en la crisis de 1930. Por ejemplo, en esa época se fundaron organizaciones como vialidad nacional, que se llevaron una buena parte de los fondos del Estado para hacer obras. En los años siguientes se establecieron los organismos de regulación económica, que son muchísimos y que explican ese crecimiento de los fondos del Estado destinados a la economía.

Con la intervención del gobierno en la administración de las empresas del Estado, que fueron expropiadas casi todas ellas y pasaron a ser parte del Estado, se llegó a un nuevo escalón de esta participación sin mayor resultado para la gente. Este nuevo escalón llegó a alrededor de 25 % de la economía como porcentaje de injerencia del Estado en la misma.

Posteriormente, se hizo un esfuerzo muy fuerte para hacer viable la actividad de muchas empresas locales, como pueden ser las del sector automotriz y muchísimas otras, con enormes porcentajes de protección, los que llevaron la incidencia del Estado en la economía a cifras aún mucho mayores.

Después se crearon las empresas industriales pesadas, como Somisa, que también fueron un factor importante de incremento de la participación del Estado dentro de la economía. Esto se justificó con apoyo de los sindicatos respectivos, para tener una economía independiente de toda otra injerencia extranjera. También se incluyó dentro de los fines del Estado la economía social, entre otras cosas con las jubilaciones que se iniciaron por muchos sectores.

Vino una reacción en la década del 90 con las privatizaciones, que dejaron un saldo muy fuerte de achicamiento del Estado en la economía, que se sintió bastante y que dio por tierra los efectos desbastadores del estatismo.

En los últimos 15 años se realizó la obra maestra de la mayor participación del Estado dentro de la economía, con el gran incremento del número y monto de las jubilaciones y pensiones, con los obras sociales sindicales, con la gran cantidad de empleados públicos tanto nacionales, provinciales y municipales, con los planes sociales para más de cuatro millones de personas, con los subsidios a los servicios públicos sostenidos contra viento y marea, con la necesaria importación de gas natural y demás producciones energéticas incluyendo la estatización del 51 por ciento de YPF, por ejemplo, que nos costó, esta sola, más de 6000 millones de dólares.

Sin contar los gastos de las empresas del Estado que suelen no incluirse en los gastos públicos, como pueden ser los bancos oficiales nacionales o provinciales, estamos ahora muy cerca del 46 % de la economía como porcentaje de intervención del Estado, lo que es una cifra importante. Tendremos que ver cómo se puede atacar este problema en el futuro. Hasta ahora no se ha hecho mucho, aunque sí es cierto que se empezó a trabajar el tema de los servicios públicos deficitarios.

Tenemos que reaccionar a tiempo, pues no se puede sostener ese gran porcentaje de la economía en manos directa o indirectamente del Estado, tanto nacional, provincial o municipal. Lo podemos hacer, seguramente después de las elecciones de este año.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas