Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Vila do Farol Indomit Bombinhas: una carrera para vivir

Tradiciones ancestrales, peces en celo y la exuberancia de la naturaleza brasilera forman un cóctel de trail run único; explican porque esta es una carrera distinta.

Martes 20 de junio de 2017 • 18:37
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Junio, la playa de Bombinhas, Brasil, está desierta, nadie puede pisar la arena eterna: es tierra de pescadores y está en veda. Las redes acarician el mar condenando a miles de peces a platos gourmet. Entre el 15 de mayo y el 15 de julio estas costas están habilitadas solo para la pesca. "Y antes era peor", aclara un lugareño, "antes no dejaban pisar la arena ni a las embarazadas". El pescador es supersticioso, y así como no se puede silbar en el mar, también es de mala suerte que una embarazada se acerque a la zona de pesca. Lo curioso es que en el mar -debido a la Tainha-, hay una enorme actividad sexual.

¿Pero qué es la Tainha? ¿Un sensual baile brasilero, un novedoso juego erótico, una pastilla que asegura la fortaleza viril? No. La Tainha es un pez. Pero un pez que, para esta época, se reproduce en las costas de Bombinhas, y ya saben el dicho: "a río (en este caso mar), revuelvo; ganancia de pescador". Ya para esta altura, es imposible que usted, querido lector, no se pregunte si no se equivocó de web. Si queriendo entrar a LNCorre no terminó en National Geografic. No se alarme. Está en LNCorre y todo esto tiene que ver con una carrera. Con una gran carrera.

Indomit Bombinhas a punto de largar, entre la posada Vila do Farol y el mar
Indomit Bombinhas a punto de largar, entre la posada Vila do Farol y el mar.

Indomit Bombinhas se corre en agosto, el 19 de agosto para ser más exactos. Esto es para respetar la veda de pesca y para provechar toda la península en su máximo potencial. Es que el organizador -el argentino Carlos Asef-, llegó a Bombinhas hace más de tres décadas y conoce el lugar desde su nacimiento. "Yo me empecé acá con el marketing del asado", explica a las risas "me traje asado, vino y quebracho, y así empecé a generar contactos". Generó muchos, ¿quién se niega a un buen asado argentino? Y así comenzó hace casi una década, a poner a correr a Bombinhas. La ciudad fue creciendo, se fue urbanizando y, según define Asef "con el circuito le voy escapando al asfalto".

El circuito de 42 km con las redes llenas de mejillones de fondo
El circuito de 42 km con las redes llenas de mejillones de fondo.

La prueba reina de Indomit Bombinhas, los 42k, es la primera maratón de trail de Brasil. El circuito hilvana los mejores lugares a los que tiene acceso el turismo, y varios a los que no tiene acceso nadie, excepto los que vivan la experiencia Indomit. Incluso si 42 se hace largo, se puede repartir la carga sin perder nada del exclusivo circuito: está la dupla 2x21 donde un miembro del equipo corre la primer mitad y el otro la segunda. También hay 12km para los novatos y una distancia kids gratuita. Más allá de las distancias, lo importante es no dormirse: porque hace años que la carrera agota cupos. Pero el gran secreto para descubrir Bombinhas al trote puede no estar en la Tainha o en el asado con vino, sino en la Vila do Farol.

¿Y la Vila do Farol dónde se pesca? No es un pez ni una tienda de artículos de iluminación. La posada Vila do Farol es el corazón de la playa de Bombinhas, desde cualquier punto de los mil doscientos metros de costa se divisa su torre coronada por el sol. Pero lo mejor sucede adentro. Las habitaciones estilo mediterráneo terminan donde empieza la playa, literalmente. Dormirse acurrucado por las olas deja de ser una frase gastada para convertirse en una realidad en Vila do Farol. Un alojamiento de soñado, un circuito mágico y una experiencia Indomit ofrece agosto en Bombinhas. ¿Quiénes serán los argentinos que demuestren que: la alegría no es solo brasilera?

La posada Vila do Farol es el corazón de la carrera
La posada Vila do Farol es el corazón de la carrera.
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas