Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los secretos del extraño arte de la transformación

La posibilidad de crear algo no humano, una clave de la compañía

Jueves 15 de junio de 2017
0

Todos los días, Pendleton se levanta temprano para correr. Está convencido de que el gran bailarín es un gran atleta. "Paso mucho tiempo solo, pero no solitario. Estoy conmigo mismo, pensando adónde voy, quién soy, quién quiero ser. Es una gran terapia." Con referentes fuertes como Alwin Nikolais, Murray Louis y, en menor medida, Martha Graham y Doris Humphrey, repite que Momix excede los límites de la danza. Hace 37 años dejó su grupo Philobolous y creó Momix. "El objetivo de no parar es porque, a pesar de todo ese tiempo, siempre habrá gente que jamás ha visto a Momix. Aspiro a llegar a la mayor cantidad de gente posible. No quiero que el esposo que acompaña a su mujer a ver el show tenga cara de enojado. El público se construye", reflexiona Pendleton.

-¿Qué le dio Momix a la danza?

-Ya es antiguo decir danza. Momix no trata de hacer una danza perfecta, es una sensación musical de los cuerpos, cercana al teatro, al atletismo, al trabajo físico y al show. La luz, los elementos, el vestuario, la música son fundamentales en nuestra creación. La danza es una parte. Momix no trata de contar historias, sino de estimular tu imaginación. A veces puede ser divertido, otras veces crea ilusión, magia y confusión óptica.

-Siempre tuviste una relación muy fuerte con el cine y las artes visuales. ¿Qué planes tenés al respecto?

-Mi meta este verano es tener la suficiente cantidad de fotos para concretar un viaje visual, ponerlas en secuencia y hacer una película animada. Coreografías para hojas secas y nieve, no para bailarines. Será el mismo proceso que coreografiar Momix: estudiar, mirar, probar movimientos y formas.

-¿Qué debe tener un intérprete para estar en Momix?

-Necesita capacidad física para coreografías específicas con elementos: palos, esquíes, ruedas que te permiten extender tus extremidades. Hay que saber coordinar muy bien y entender perfectamente cómo moverse con la extensión del cuerpo que proponen esos accesorios y un vestuario adecuado. Es saber que esculpís imagen. Necesito un actor que sea capaz de crear algo no humano: una serpiente de cascabel, o una piedra, o un árbol. Que tenga la habilidad de entender cómo trabaja el cuerpo.

-¿Cómo sos como director?

-Me propongo crear una atmósfera de diversión. Es la mejor técnica para divertirse, Quiero reflejar la idea de una fiesta, es mi obligación como director. La inspiración hace crecer los milagros y todo eso se logra en colaboración, en el estudio, en grupo, con amor por el trabajo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas