Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Qué harán los Leones para mantenerse en el Nº 1 del ranking mundial

La selección de Retegui jugará desde hoy la World League de Londres, en la que buscará clasificarse para el Mundial 2018

SEGUIR
LA NACION
Jueves 15 de junio de 2017
Un grupo de Leones convencidos en el trabajo y esperanzados con avanzar en la World League
Un grupo de Leones convencidos en el trabajo y esperanzados con avanzar en la World League. Foto: Instagram / G.Peillat
0

Reinventarse, resignificarse, encontrar una nueva razón de ser. En ese trabajo anduvieron los Leones desde que Mazzilli y Brunet se sentaron dentro del arco belga y festejaron eufóricos, tras el gol que selló el oro olímpico en Río 2016. Pasaron 10 meses y hoy, ante Corea del Sur (a las 8 de Argentina), el seleccionado de hockey sobre césped jugará su primer torneo oficial desde aquella gesta histórica. En las semifinales de la World League de Londres intentará quedar entre los cuatro primeros para asegurarse un lugar en el Mundial de India 2018. Y en tierra asiática querrá alimentar el camino de los últimos años, que agrega el bronce en el Mundial de La Haya 2014 y el oro panamericano en Toronto 2015.

Pues bien: ¿En qué se transformó el campeón desde Río? La nómina de 18 de la World League incluye 14 de aquellos 16 Leones; no están Juan Ignacio Gilardi, próximo a ser padre; además de Juan Saladino e Isidoro Ibarra -uno de los alternativos en Brasil-; debido a que juegan en Europa y no tienen un lugar seguro, por lo que perdieron terreno con los que se entrenaron aquí. Retegui sostiene la filosofía que aplicó con las Leonas entre 2009 y 2012: "Los jugadores tienen que entender que, a igualdad de nivel, vamos a llevar a los que permanecen con nosotros. Por más que jueguen donde jueguen en clubes de Europa, no se entrenan como lo hacemos con el cuerpo técnico. Y si bien los chicos de allá son muy responsables y confiamos en ellos, hay realidades diferentes".

Después, la cuestión táctica. El pizarrón se modificó de un 2-4-4 a un 3-4-3 por la dificultad que trae este certamen, en el que se sentirá la tensión por la necesidad de ir al Mundial. El Chapa cree que habrá muchas pelotas divididas al área y que habrá mucha gente defendiendo, metida en el círculo. La Argentina no escapará a esta tónica y agregará un defensor en la última línea: en Río, Pedro Ibarra se sumaba a los volantes, pero ahora se mantendrá abajo y tendrá mayor visión. "Vamos a defender el N°1 del ranking mundial a muerte", promete el capitán.

El reemplazante de Gilardi será Leandro Tolini, que ya aparece como opción de Gonzalo Peillat en ejecución de córners cortos. Tolini es un arrastrador que triunfa en España y quiere sumar crédito en Londres. En un tercer escalón está Maico Casella, tirador muy fuerte y con amago. La artillería la completa el eficaz Ibarra.

Del medio para adelante, el equipo despega y ataca con dos tríos de delanteros: Mazzilli, Vila y Paredes, por un lado; Callioni, Menini y Casella, por otro. "La clave es sostener la intensidad el mayor tiempo posible -dice Retegui-. Muchos preguntan por qué no está tal o cual jugador que la rompe en el hockey argentino. Hay una razón: en el Metropolitano no hay ballboys y predominan las canchas de arena, que te obligan a frenar para no patinar. Todo es mucho más lento, el promedio son 140 pulsaciones. En cambio, en las canchas de agua del hockey internacional tenés que correr lanzado y los jugadores se mueven a 180 pulsaciones, con picos de 210. Un jugador del torneo argentino no soportaría el desgaste y el esfuerzo".

En abril pasado, en una concentración en Valencia, Retegui se preguntó si tenía más para darle al equipo. Dudó en seguir porque sintió que su gestión había llegado a lo máximo. Entonces reunió a sus jugadores y les preguntó: ¿Estamos para ser campeones del mundo? Y encontró un guiño de Matías Paredes, Matías Rey, Ibarra y compañía, que se comprometieron para prolongar este excelente momento. "Observé que mantienen el hambre. Una cosa es decirlo y otra, sentirlo. Y a mí los jugadores me lo transmitieron con sentimiento", apunta el Chapa, recargado para darle más lustre al mejor equipo del mundo en el hockey masculino.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas