Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Bajaron un 36% los homicidios en Rosario

Lo afirmaron la ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich, y el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz; en la capital provincial la disminución en el número de asesinatos fue del 40%

SEGUIR
PARA LA NACION
Miércoles 14 de junio de 2017 • 21:10
0

ROSARIO.- A casi un año del Rosario Sangra, multitudinaria marcha en la que una multitud reclamó mayor seguridad, los ministerios de Seguridad de la Nación y de Santa Fe expusieron estadísticas "alentadoras" sobre la baja de la violencia en esta ciudad y en la capital provincial.

En una conferencia de prensa junto al gobernador santafecino, Miguel Lifschitz, la ministra Patricia Bullrich estimó que la tasa de homicidios de Rosario bajó un 36% mientras que los robos calificados disminuyeron un 42%.

Afirmó que Rosario "dejó de ser noticia" en materia de narcotráfico, aunque aclaró que el problema aún no fue erradicado.

Lifschitz, en tanto, consideró que los resultados estadísticos "son realmente alentadores" por la disminución de todos los indicadores delictivos en las principales ciudades de la provincia.

Bullrich y el primer mandatario santafecino hicieron una evaluación del acuerdo sellado en setiembre pasado, tras idas y vueltas entre la administración nacional y el gobierno socialista, que se miraban con desconfianza sobre cómo iba a funcionar un nuevo plan de seguridad que requería del complemento operativo de las fuerzas federales y proovinciales.

A fines de agosto pasado la situación era otra. Más de 20.000 rosarinos salieron a las calles a reclamar mayor seguridad luego de que recrudecieran los crímenes en una ciudad que en 2013 enfrentó una violencia incontrolable por los enfrentamientos entre bandas ligadas al narcotráfico, con 264 homicidios en un año.

En lo que va de 2017 se cometieron en Rosario 92 crímenes. En el mismo periodo de 2016 esa cifra trepaba a 145 asesinatos.

"El trabajo conjunto con Santa Fe es un modelo exitoso porque logró en un tiempo relativamente corto bajar los índices más importantes", reconoció Bullrich.

En materia de seguridad ambos gobiernos retomaron el trabajo coordinado después de que la relación no arrancara bien. Más allá de las diferencias ideológicas, el vínculo se estancó en enero de 2016 con la polémica que estalló tras la captura, en el norte de Santa Fe, de Martín y Christian Lanatta y Víctor Schillaci, tres de los cuatro condenados por el triple crimen de la efedrina que se habían evadido, a fines de 2015, de una prisión bonaerense.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas