Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Papá único, regalo único

Si todavía no te ocupaste del regalo del Día del Padre, aún estás a tiempo de encontrar algo que realmente lo sorprenda y haga feliz: te proponemos variantes para ir mucho más allá de la clásica camisa o la típica corbata

Miércoles 14 de junio de 2017 • 21:20
0
Regalar experiencias es una gran forma de construir recuerdos con papá
Regalar experiencias es una gran forma de construir recuerdos con papá.

Todavía estás a tiempo. Si la semana te pasó por arriba y no tuviste ni un segundo para pensar qué regalarle a tu papá, este sábado puede ser el momento perfecto para encargarte de eso. Y no, hacerlo sobre la fecha no significa caer en los clásicos de siempre, como una camisa o una corbata. Hay muchas variantes más originales y creativas, con más corazón y sentido, tanto que tu papá va a poner la misma expresión que cuando eras chico y esa mañana lo despertabas con un desayuno y un dibujo. A continuación, algunas opciones en ese camino.

1. Papá campestre: un día al aire libre

Hay padres que nacieron para vivir al aire libre. Saben prender fogatas y armar carpas, montan a caballo incluso a pelo e identifican todo tipo de árboles y pájaros. Cuando están en el verde, parecen hasta más completos, más sí mismos que nunca. Y regalarles un día en ese contexto puede ser la elección perfecta.

En Luján, Rodizio propone pasar una jornada en una estancia de 90 hectáreas con paisajismo diseñado por el reconocido Carlos Thays respetando todas las características originarias de la pampa argentina. Desde las 11 de la mañana hasta las 6 de la tarde, la propuesta, además de incluir desayuno, picada, almuerzo con carta, bufet frío y mesa dulce, así como merienda, todo con el clásico sello del restaurante, permitirá actividades como paseos en carruaje, cabalgatas, visitas a la granja, tenis, vóley, fútbol, bochas y hasta arquería y mountain bike. Y aunque quizá mañana ya esté bastante completo el cupo, el regalo puede organizarse para disfrutarlo cualquier otro día.

2. Papá bon vivant: una selección de bebidas

Si el tuyo es de los papás que eligen el vino antes que la comida, la ruta de tu regalo está clarísima. Porque, aunque sea de los que tienen muchas botellas sin abrir en su cava, siempre es interesante mostrarle algunas novedades del mercado. Por ejemplo, el nuevo vino orgánico de alta gama de Escorihuela Gascón, elaborado a 1250 metros sobre el nivel del mar en el Valle de Uco, o la cosecha 2016 de los varietales Los Cardos, de Doña Paula, la línea más joven de esta bodega, conformada por un malbec, un red blend, un cabernet sauvignon, un syrah, un grenache rosé, un sauvignon blanc y un chardonnay. O como la etiqueta Cadus Wines, hoy desprendida de Nieto Senetiner y como bodega propia, pequeña pero interesante en Gualtallary, cuyos primeros tres lanzamientos fueron muy bien recibidos por la crítica especializada. O incluso podrías ir más allá y complementar sus gustos con algún otro tipo de bebida, quizá más espirituosa y que sirva como aperitivo o fin de comida para el momento del festejo.

3. Papá rockero: un recital

Está claro que si elegís regalarle a tu papá una entrada a un recital de un artista que le guste, no va a ir solo. Por lo cual también podrías estar regalándole la posibilidad de ir con vos a ese evento y compartirte entonces su emoción, dejando a la vez una suerte de legado musical. ¿Le gustan Los Cafres, Estelares o Kapanga? ¿Prefiere a Lisandro Aristimuño, Él Mató a un Policía Motorizado o una gran imitación de Michael Jackson? Todas estas opciones y varias más de los más distintos géneros estarán presentándose entre junio y julio en La Trastienda, Niceto Club y Ciudad Cultural Konex, entre otros espacios, y pueden ser una gran ocasión para pasar un rato distinto y para el recuerdo entre padre e hijo.

4. Papá ajetreado: un tratamiento relajante

Es el clásico regalo que se piensa para el Día de la Madre, sin embargo, no suele estar tan presente para el del Padre. Pero él puede necesitarlo tanto como ella, y probablemente se dé estos gustos con mucha menos asiduidad.

Pensando esto, en el centro Carla Levy diseñaron una serie de tratamientos de spa específicos para "ellos": proponen, por ejemplo, el Spa Weekend, que dura dos horas y 40 minutos e incluye un sillón masajeador, un masaje descontracturante con aplicación de piedras calientes, un pulido corporal, una exfoliación e hidratación facial y una experiencia en minisauna, entre otros procesos. Otras variantes agregan masajes podales, cuellos térmicos descontracturantes, máscaras descongestivas y drenajes linfáticos secuenciales. En Experiencia Nirvana, en tanto, ofrecen "rituales pensados para desconectarse de la rutina". Estos incluyen el masaje con piedras patagónicas calientes con un masaje sonoro con cuencos de cristal de cuarzo, el "Nirvana Uomo", con aceites de pino y ciprés, reflexología con aceite de menta y un masaje con cañas de bambú y vibracional, y el de "Vinoterapia", que incluye un masaje descontracturante, una exfoliación corporal con productos derivados de la vid, una máscara facial y corporal de uva y un masaje sonoro con cuencos. Todo está organizado para que salgan súper relajados y revitalizados.

Para un papá bon vivant, un buen vino puede ser un gran regalo (y hasta una chance de transmitirte una vez más un poco de lo mucho que sabe)
Para un papá bon vivant, un buen vino puede ser un gran regalo (y hasta una chance de transmitirte una vez más un poco de lo mucho que sabe).

5. Papá intrépido: un nuevo hobby

Hay quienes dicen que empezamos a envejecer cuando dejamos de tener ganas de aprender cosas nuevas. Pero a veces no es tanto una decisión como algo que sucede por falta de tiempo e iniciativa en el día a día más rutinario. Por eso, regalarle a alguien la oportunidad de descubrir una nueva actividad puede ser muy interesante y recomendable.

Escala Náutica es una escuela de navegación para todas las edades, que ofrece la posibilidad de entrar en contacto con el agua incluso a aquellos que jamás se han subido a un barco. "Vas a encontrarte con la naturaleza, la aventura, la adrenalina, los sentidos en estado puro y la camaradería del espíritu náutico", entusiasman. Así, ofrecen cursos de timonel para poder gobernar embarcaciones deportivas a vela o a motor, con la posibilidad de rendir luego el examen teórico para obtener el carnet oficial.

En ese mismo camino, The Green Club propone mejorar la técnica de golf a partir de simuladores. "Brindan la posibilidad de jugar con sus propios palos en algunos de los más reconocidos campos del planeta y experimentar las distintas situaciones que se enfrentan en una verdadera vuelta de golf, como un bunker o un rough", describen desde el emprendimiento. Además, se juega con el putter, tal cual en la vida real. Operado desde una pantalla táctil, se proyectan imágenes en 3D con un realismo que sorprende y hace que la experiencia de juego se sienta sumamente tangible. El sistema 3Track, con el que funciona, garantiza además una gran precisión para medir distancias y el spin de la pelota.

6. Papá deportista: una membresía de gimnasio

Con el frío del invierno no siempre es fácil entrenar. Los runners o los fanáticos del fútbol, el tenis o el rugby a veces bajan la intensidad de sus actividades, sobre todo en los días más lluviosos y grises. Regalar una membresía de un gimnasio bien nutrido de opciones parece ser una buena solución a este dilema.

En Napp Fitness Club, por ejemplo, el rango de clases y actividades propuestas es muy amplio. Desde el clásico spinning hasta variedades de entrenamiento como "everlast", un boxeo recreativo, o el muy de moda entrenamiento funcional, que trabaja en circuito y con el propio peso del cuerpo, las opciones son aptas para todas las edades y estados físicos. "Sabemos que todos tenemos características y necesidades diferentes. Estas diferencias se manifiestan en todos nuestros actos y también en las formas en que nos gusta hacer deporte. Por eso proponemos encontrar tu manera de entrenar a partir de una gran variedad de clases, actividades y programas físicos", apuntan desde la cadena de gimnasios.

Para los nadadores, en tanto, hay varios centros que cuentan con piletas de tamaño olímpico, ideales para entrenar incluso en invierno. Es el caso de Le Parc, en Caballito, que propone utilizar el área acuática tanto en formato particular como con clases con profesor. O el de Oxígeno, que ofrece tres piletas climatizadas en un ambiente totalmente controlado en temperatura y humedad. Y que además puede jactarse de ser el primer complejo de piletas ecológicas de la región, con agua ionizada, que requiere menos cloro y otros productos químicos.

Los hay campestres, los hay bon vivants, los hay rockeros, los hay ajetreados, los hay intrépidos, los hay deportistas. Y seguramente habrá mil versiones de papás más. Para todos, sin embargo, existe el regalo perfecto. Solo es cuestión de poner a trabajar la creatividad y pensar fuera de los esquemas más clásicos. Si siempre es más lindo dar que recibir, lo es todavía más cuando lo que se entrega es exactamente eso que el otro (aún no sabía que) quería.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas