Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Waldorf recibió nueve cheques de la empresa

La UIF detectó operaciones sospechosas entre Odebrecht y el hotel de Sanfelice

SEGUIR
LA NACION
Jueves 15 de junio de 2017
El hotel Waldord, que según Margarita Stolbizer, pertenece a la ex presidenta Cristina Kirchner
El hotel Waldord, que según Margarita Stolbizer, pertenece a la ex presidenta Cristina Kirchner. Foto: GoogleMaps
0

El hotel Waldorf, de Osvaldo Sanfelice, despertó varias alertas por operaciones sospechosas. Una cuenta bancaria vinculada a ese complejo turístico acreditó múltiples cheques cuyos fondos fueron destinados al pago de tarjetas business del histórico socio de los Kirchner. Al menos nueve de esos cheques fueron girados por Odebrecht.

Así surge de diversos reportes bancarios analizados por la Unidad de Información Financiera (UIF). El organismo elaboró un extenso informe y lo remitió a la Justicia al año pasado, señalaron fuentes judiciales.

Un capítulo del informe estuvo centrado en la operatoria de Hotel Waldorf SA, en base a reportes de operaciones sospechosas (ROS). Llamó la atención que los fondos de la cuenta bancaria del hotel fueron destinados a financiar los consumos personales de Sanfelice y no erogaciones propias de la actividad hotelera.

Entre febrero de 2011 y febrero de 2016 la cuenta bancaria del Waldorf registró movimientos por $ 1.785.045. El destino de ese dinero fue el pago de tarjetas de crédito "tipo business".

Al observar el origen de los fondos, los reportes destacaron la acreditación de múltiples cheques de distintos clientes. Al menos cuatro correspondieron a la firma CPC (de Cristóbal López), uno a Valle Mitre (la gerenciadora hotelera de Lázaro Báez) y otros nueve fueron girados por Odebrecht entre 2011 y 2015. El informe no detalló los montos.

Consultados por LA NACION, en el entorno de Odebrecht no explicaron a qué servicios obedecieron los pagos al Waldorf.

Para los organismos financieros, una parte importante de la operatoria del hotel se hizo en efectivo, lo cual "complejizó la verificación de la prestación de los servicios de alojamiento".

En la IGJ, en tanto, el hotel Waldorf también exhibió problemas. El año pasado, Sanfelice quiso inscribir un cambio en el directorio del hotel, pero chocó con una nota del organismo fiscalizador que le hizo múltiples observaciones a la documentación de la sociedad.

A partir de la denuncia que radicó Margarita Stolbizer, la IGJ decidió realizar una fiscalización exhaustiva del hotel. El primer escollo lo presentó la documentación: Waldorf SA adeuda balances desde 2011. La IGJ le envió una intimación para que presente los papeles en diez días.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas