Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La historia de Stanley Gibbons, la compañía de estampillas más antigua del mundo que ahora está en venta

Fue fundada en 1856 y está especializada en rarezas filatélicas

Jueves 15 de junio de 2017 • 15:21
Famosa estampilla Penny Black de la Reina Victoria.
Famosa estampilla Penny Black de la Reina Victoria.. Foto: STANLEY GIBBONS

¿US$635.000 por cuatro estampillas? Eso es lo que pagó a principios de abril un coleccionista por una serie de sellos postales indios con el retrato de Gandhi. La venta la realizó Stanley Gibbons, la compañía de estampillas más antigua del mundo con base en Londres.

Fundada por Edward Stanley Gibbons en 1856, esta empresa británica está especializada en rarezas filatélicas. Aquellas con errores de impresión son las más valoradas. Pero, ¿por qué la gente pagaría millones por un pequeño trozo de papel?

La estampilla, sello postal o timbre es un pequeño papel rectangular o cuadrado que se pega en los sobres y sirve como comprobante del pago previo de los envíos efectuados por correo.

El 6 de mayo del año 1840 se puso en circulación el primer sello postal del mundo, el famoso Penny Black de la Reina Victoria. Desde entonces, la filatelia -la afición por coleccionar y clasificar sellos, sobres y otros documentos postales- no ha parado de crecer.

Con millones de filatelistas en todo el mundo, que se reúnen periódicamente para conversar, intercambiar, comprar y vender estampillas, el negocio mueve miles de millones de dólares cada año. Eso se debe a que muchos consideran los sellos postales como una forma de inversión, ya que son activos tangibles que no siguen las tendencias del mercado de valores. Por esa razón, muchos fondos de inversión los valoran como activos alternativos.

Cuelga el cartel de "Se Vende"

Stanley Gibbons abrió su primer local en 1891 en The Strand, una famosa calle del barrio londinense de Westminster que no solo sigue abierto sino que tiene sedes en Hong Kong y Singapur.

La compañía se hizo famosa gracias al comercio de estampillas, aunque también vende monedas y antigüedades, se encuentra en venta después de 160 años. Tras haberse sometido recientemente a una importante reestructuración mediante la cual logró reducir más de US$12 millones en gastos operativos, la compañía busca nuevas inversiones.

Fundada en 1856, la empresa británica Stanley Gibbons está especializada en rarezas filatélicas.
Fundada en 1856, la empresa británica Stanley Gibbons está especializada en rarezas filatélicas.. Foto: Getty Images

Los dueños valoran la psoibilidad de vender la empresa o parte de ella. "Para desbloquear el valor incremental a largo plazo es probable que necesitemos nuevas inversiones, por lo que los directores creen que los más conveniente sería vender la compañía a un grupo más grande para poner en marcha una inversión estratégica", dijo Stanley Gibbons en un comunicado.

El viernes 9 de junio, Stanley Gibbons dijo haber recibido una posible oferta de Disruptive Capital Finance, un fondo de inversión dirigido por Edi Truell, un antiguo asesor del exalcalde de Londres Boris Johnson.

Esa mañana, las acciones de Stanley Gibbons subieron un 18%.

Tres días después, sin embargo, Disruptive Capital Finance desmintió haber hecho una oferta por la compañía y aseguró que Stanley Gibbons "interpretó el envío de un correo electrónico como una oferta".

Sin embargo, el fondo de inversión reconoció haber mantenido conversaciones con la directiva "durante un tiempo".

Aunque sus acciones volvieron a caer un 12,38%, la compañía confía en que recibirá una buena oferta en las próximas semanas.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.