Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Huracán consiguió un triunfo clave ante Unión y se aleja la zona de descenso

Se impuso por 1-0 en Parque Patricios con un tanto de Romero Gamarra

Viernes 16 de junio de 2017 • 17:45
SEGUIR
PARA LA NACION
  |  
HuracánHuracán

-

P
Unión Santa FeUnión Santa Fe

-

P
0

Huracán-Unión
Huracán-Unión. Foto: FotoBAIRES

No es una sensación, es pura realidad. Ganar se volvió imprescindible para Huracán. Apremiado por el promedio del descenso, pero aún dependiendo de sí mismo, el triunfo conseguido anoche ante Unión por 1 a 0 lo aferra fuertemente a la ilusión de permanecer en la máxima categoría del fútbol argentino. Eso sí: el triunfo del equipo de Parque Patricios -sumado al fundamental éxito de Temperley contra San Martín, en San Juan-, derivó en los descensos de Atlético de Rafaela y Sarmiento, de Junín. El equipo santafecino, sobre todo, creó una muy buena campaña, con resultados y desempeños que no olvidará. Sin embargo, pagó caro los errores de las otras temporadas.

Consciente de no querer hipotecar el destino por los resultados ajenos, el equipo de Juan Manuel Azconzábal cumplió con la premisa de sumar de a tres. Con la dosis justa de sabiduría adulta y rebelión juvenil, el Globo se adueñó del juego desde el inicio del partido a través del equilibrio y la circulación de Martín Nervo, que en sociedad con Fritzler y Romero Gamarra fueron los principales generadores de juego en la mitad de la cancha.

En el medio de las intermitencias y los malos resultados (sólo había ganado 1 de los últimos 11 partidos), Huracán encontró en la regularidad y la cuota goleadora de Alejandro Romero Gamarra, un hijo pródigo, el aire necesario para comenzar a despegar.

El Kaku -un típico producto de la cantera quemera, matizada de rebeldía y fútbol- es el pibe de los goles importantes. Convirtió el tanto del último ascenso del Globo ante Atlético Tucumán, en 2015, le marcó el agónico empate a Boca -un penal que definió el 1-1- selló el cuarto tanto que le dio el pase de etapa en la Copa Sudamericana y anoche, en medio de las urgencias por no caer en la zona de descenso, marcó un gol vital para soñar con la salvación.

Con la fuerza de su naciente figura, el apoyo de los grandes y el aliento conmovedor de los fanáticos, Huracán pelea, no baja los brazos. Sufre, pero resiste.

El gol de Romero Gamarra

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas