Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Con una primera más chica, todos los torneos del ascenso deben reestructurar sus certámenes

Hay dos propuestas para que los torneos de las categorías inferiores, tanto metropolitanas como del interior, se adapten al cambio de la elite

Viernes 16 de junio de 2017
SEGUIR
LA NACION
También el fútbol del ascenso sufrirá cambios organizativos
También el fútbol del ascenso sufrirá cambios organizativos.

Después de la reciente constitución de la Superliga, y por consiguiente con la primera categoría ubicada ya fuera de la órbita de la Asociación del Fútbol Argentino, la institución continúa sosteniendo internamente un debate sobre la reconstrucción de todas sus competencias de ascenso y del interior.

"Luego de la determinación de la primera A de desactivar el torneo de 30 equipos en un proceso de tres temporadas, nosotros ahora nos encontramos con el problema de recibir tantos descensos y de tener que reordenar el resto de las categorías", confió a la nacion Marcelo Achile, el presidente de Defensores de Belgrano y vicepresidente de la comisión de torneos de AFA.

Como ocurrió en la temporada 1986/87 con la creación de la primera Nacional B (más tarde renombrada "primera B Nacional"), la reforma supone un cambio estructural que podría incluir modificaciones de categorías para los clubes a raíz de la reestructuración y no por mérito deportivo.

Como en aquella ocasión, cuando la confluencia de entidades de la región metropolitana o directamente afiliadas a la AFA con las del interior o las indirectamente afiliadas supuso un cambio de paradigma, la opción más firme que se está estudiando en este caso es separar a estos dos grupos en dos zonas de 20, en lo que conjuntamente pasaría a llamarse "Segunda División".

"El actual formato del torneo del Nacional B es inviable porque los gastos son muy altos y supone un campeonato deficitario. Por eso estamos analizando todas las variables, tanto económicas como deportivas, para presentarle al comité ejecutivo de AFA una o dos propuestas, dentro de quince días como máximo", agregó Achile, cuyo club participa en la primera B metropolitana.

Sin embargo, dentro del grupo de trabajo de la comisión de torneos de AFA y del grupo de consultas a todas las categorías hay otra propuesta, que supone no ampliar a 40 equipos esta segunda categoría del fútbol argentino sino reducir a no más de 20 el total de los clubes que protagonicen la próxima temporada, y con la misma estructura actual, la de una segunda categoría compartida entre entidades de Buenos Aires y de las provincias.

"El tema es el dinero por repartir y las cuestiones deportivas que deben ser fundamentales para reorganizar cada categoría del fútbol argentino. No vamos a cometer locuras, y el resultado final va a responder a un análisis de todas las variables tras escuchar a todos los actores involucrados", apuntó Pascual Caiella, el vicepresidente de Estudiantes de La Plata y a la vez presidente de la comisión de torneos de la institución de la calle Viamonte.

Si termina primando la opción de organizar una Zona Metropolitana y una Zona del Interior en la futura segunda categoría, esos grupos de 20 equipos de cada uno se completarían con conjuntos provenientes de la primera B y del torneo Federal A, respectivamente, teniendo en cuenta, para determinarlos, los mejores promedios según las últimas tres temporadas.

A este escenario hay que agregar que solamente el ganador de cada una de las zonas lograría el acceso a la primera A. Por lo tanto, y para mantener el interés de los participantes, la AFA negociaría con la Superliga la posibilidad de contar con dos plazas de ascenso y con una extra para la clasificación para disputar la Copa Sudamericana.

Por debajo de esta segunda categoría habría otra entre los torneos de los clubes directamente afiliados a AFA y los indirectamente afiliados reunidos en el Consejo Federal del Fútbol.

En cuanto al "ascenso metropolitano", la idea es tener una tercera categoría, semiprofesional, que reúna a clubes de las actuales primera B y primera C, y una cuarta, amateur, con el resto de las entidades que hoy protagonizan la C y la primera D. En tanto, en el "ascenso del interior", la intención es formar un Federal A de no más de 20 conjuntos, que sean los campeones de todas las regiones del país. y luego potenciar las competencias regionales y las diversas ligas.

En síntesis, la Superliga cambia no sólo la primera A: todo el ascenso queda involucrado en este cambio en la cúpula del fútbol doméstico.

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.