Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El buen arte de la elegancia folklórica

Viernes 16 de junio de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Facundo Guevara, Ricardo Cánepa y Popi Spatocco
Facundo Guevara, Ricardo Cánepa y Popi Spatocco. Foto: gentileza Sabino Álvarez

Tiempo latente fue el primer disco de Aura! Caminos sin tiempo es su nueva producción en media década de trabajo. Evidentemente el tiempo es tema recurrente, aunque no necesariamente sea de diván; sin embargo, está presente. La referencia más llana y básica remite a la música, por supuesto, que no existiría sin uno de sus elementos fundamentales, el transcurso del tiempo (además del aire que nos la lleva al oído, incluso aquella producida de manera electrónica).

El tiempo de este trío que componen Gustavo "Popi" Spatocco (piano), Facundo Guevara (percusión) y Ricardo Cánepa (contrabajo) es el presente. De todas las maneras posibles en las que se ha dado la proyección folklórica en la Argentina, inaugurada por Eduardo Lagos en la década de 1950, la de Aura! responde a la de esta segunda década del siglo XXI. Y esto no significa que se aparte de las diferentes "escuelas" o (para no ser pretenciosos con el término) los estilos de algunos compositores y arregladores que fueron apareciendo con el paso de los años (de Lagos y Waldo de los Ríos a Manolo Juárez; de Chango Farías Gómez a Raúl Carnota).

Lo que Aura! produce es una evolución dentro de ese mismo camino, sin motivaciones externas que intenten emparentar la música criolla con otros lenguajes. Los tres usan los materiales que tienen a mano, esos con los que se han formado y que les han servido para desarrollarse musicalmente. Si bien es un disco que, como el anterior, cuenta con una mayoría de temas propios, con versiones como la de la "Chacarera del 55", de Los Hermanos Núñez, el trío sintetiza su espíritu creativo, con una devoción y un respeto por las melodías que hasta pueden ser inusuales cuando la salida fácil para este tipo de formación sería la improvisación más libre. Además, el refinamiento para los arreglos es una característica irrenunciable.

Foto: LA NACION

Caminos sin tiempo es una lógica prolongación de Tiempo latente. Además, el registro de la experiencia del grupo en los últimos cuatro años de giras por la Argentina y varios países de América latina. Y aunque no es un disco en vivo, sin duda es un diario musical de viajes por lugares donde el grupo pasó y de los que escribió. "Don Aureliano" tiene los sabores de la música colombiana; "Maraca y vo" es un juego de palabras que remite a Maracaibo (y sí, los sonidos de Venezuela fueron plasmados allí); "Tres negras (para un candombe)" responde de manera unívoca a la República Oriental del Uruguay; "Playa amanecida" es una bossa, y se supone que la obra en tres movimientos para trío y orquesta de cuerdas "Cotopaxi" toma su nombre del volcán ecuatoriano.

"Yendo de la cama al living" es una de las dos "licencias" (junto a la "Chacarera del 55" con la que el grupo sale de su propia composición).

Ya sea en estas versiones como en las piezas de propia cosecha, Spatocco, Cánepa y Guevara utilizan los mismos criterios y consiguen los mismos resultados. Excelente interpretación, fidelidad melódica, buen criterio para los arreglos y esa elegancia que caracteriza al grupo desde que fue creado.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas