Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Romina Sosa, la joven a la que la danza le salvó la vida

Tiene 30 años y sufrió abuso sexual y otras situaciones de violencia. Hoy es coreógrafa, bailarina y coordinadora del centro cultural de la fundación Crear Vale la Pena en La Cava

Viernes 16 de junio de 2017 • 15:35
0

cerrar

"Encontré la herramienta de la danza y empecé a sacar para afuera todo lo que me hacía mal. Y eso que me hacía mal es haber vivido abuso sexual, y una vida violenta con respecto a las situaciones de un barrio vulnerable", dice Romina Sosa, que tiene 30 años y es coreógrafa, bailarina y coordinadora del centro cultural de la fundación Crear Vale la Pena en la villa La Cava, barrio en el que nació y donde vive.

Romina asegura que el arte le salvó la vida. A los nueve años, empezó a tomar clases de baile, casi por casualidad, en la fundación Crear Vale la Pena y y desde ese momento, no paró más. A los 12 años, consiguió su primera beca de formación en una prestigiosa escuela de baile; a la que luego le siguieron otras.

Hoy, además de ser una artista profesional, es una líder comunitaria, para quien el baile es el motor que puede no solamente generar conciencia sobre determinadas problemáticas que se viven en su barrio (como la droga o la violencia), sino provocar un verdadero impacto y cambio social. Su sueño no es ser famoso ni salir en la televisión. Se considera una "agitadora comunitaria" y afirma que lo que la moviliza, es poner su arte al servicio de causas sociales.

"En todo lo que uno hace, tiene que generar conciencia. Yo cuando bailo, lo hago para las mujeres abusadas, para que no haya más droga en mi barrio o en ningún otro, para que los niños no se mueran de hambre, para tener un hábitat saludable y vivir dignamente", dice.

Crear Vale la Pena surge en 1997 y su objetivo es llevar oportunidades de educación y producción artística a jóvenes en contextos vulnerables, y colocar al arte como motor de la vida social. "En las comunidades afectadas por el dolor y la falta de oportunidades, encontrar un lugar donde crecer como persona y desarrollar la identidad es una magia", afirma Inés Sanguinetti, co-fundadora y presidenta de la organización.

Hoy, al centro cultural de esta fundación en La Cava asisten unos 400 niños, jóvenes y adultos. Hay talleres de danza, guitarra, ensamble musical, fabricación de esculturas con material reciclado, cocina, entre otros. Además, mediante talleres de organización social, se busca impulsar que los jóvenes desarrollen de forma autónoma sus propios proyectos artísticos.

Convocatoria para proyectos artísticos

Hasta el 22 junio está abierta la convocatoria para participar del Primer Concurso de Arte y Transformación Social, organizado por el Fondo Nacional de las Artes (FNA), que va a premiar a diez iniciativas artísticas que brinden respuestas creativas a problemáticas de vulnerabilidad social. Es decir, que permitan transformar y mejorar la condición de las personas o comunidades que vean limitado el ejercicio de sus derechos.

Los proyectos deben tener al menos tres años de funcionamiento y realizar actividades vinculadas con una o más disciplinas artísticas. Para postularse hay que ingresar a: plataforma.fnartes.gob.ar

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas