Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Asesinaron a un colectivero en un asalto y sus colegas hicieron una huelga para pedir seguridad

Uno de los balazos que dos delincuentes le dispararon a un joven al que habían intentado robarle la moto atravesó el parabrisas del vehículo que conducía el chofer Carlos Sánchez

SEGUIR
Corresponsalía La Plata
Viernes 16 de junio de 2017
Decenas de colectiveros en la explanada del Ministerio de Seguridad bonaerense
Decenas de colectiveros en la explanada del Ministerio de Seguridad bonaerense. Foto: Emiliano Lasalvia
0

LA PLATA.- Él no había sido el objetivo, pero se convirtió en la víctima. Un disparo atravesó el parabrisas del colectivo de la línea 514 que conducía cerca de la estación de Claypole, partido de Almirante Brown. Anteayer, poco antes de la medianoche, Carlos Sánchez, de 41 años, cinco hijos y un nieto, se convirtió en la 56a víctima de un homicidio en ocasión de robo en lo que va del año, en el área metropolitana. Anoche, en Humahuaca y Araujo, Florencio Varela, fue detenido uno de los presuntos asesinos. Es un sujeto de 24 años, del que no trascendió su identidad.

Esta nueva tragedia, producto de la inseguridad, trajo aparejada otra dificultad mayúscula: la Unión Tranviarios Automotor (UTA), gremio de los colectiveros, decretó un paro de 24 horas en reclamo de mayor protección para los choferes y sus pasajeros, especialmente en los recorridos que se internan en el conurbano. Y la medida, que incluyó las 62 líneas que tienen recorridos en el Sur -muchas de ellas, con trayectos que llegan a la Capital-, afectó ayer a decenas de miles de pasajeros, que debieron improvisar, entre otras alternativas, usando combis, taxis, remises y autos particulares o abarrotarse en los trenes de la línea Roca, atestados anoche en la hora pico. "Les pedimos disculpas a los usuarios, pero estamos con mucha bronca. La zona sur está muy picante y por eso hemos pedido que el paro sea en ese sector, nada más. A las 24 [hoy] vamos a levantar la medida de fuerza", dijo el titular de la UTA, Roberto Fernández.

A la tarde, cuando el paro ya estaba en marcha, representantes de la UTA se reunieron con el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo; el jefe de la policía bonaerense, Fabián Perroni; funcionarios de Trabajo, y el intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares. Acordaron, entre otros puntos, operativos sorpresa de control en colectivos; la reglamentación efectiva de las cámaras de seguridad en colectivos -aprobada a fines del año pasado-; operativos sobre motos (y la ejecución de una nueva reglamentación sobre circulación en esos vehículos), y la conformación de una mesa de trabajo permanente para analizar la situación del transporte automotor.

El hecho ocurrió anteanoche, a las 23.15, cuando Sánchez, de 41 años, cumplía su recorrido diario con el interno 46 de la línea 514. Iba sin pasajeros. Al llegar al cruce de Remedios de Escalada y Aristóbulo del Valle se topó con un asalto: uno de los dos motochorros que querían robarle la moto a un joven abrió fuego. Uno de los tiros perforó el parabrisas y dio en la cara de Sánchez.

Uno de los investigadores del caso dijo a LA NACION: "El colectivo avanzó unos 50 metros más, hasta que chocó contra el paso a nivel, cerca de la estación de Claypole. Los primeros policías encontraron a Sánchez tirado sobre el volante, ya fallecido".

Entrar en los coches del ferrocarril Roca en Constitución fue anoche una odisea
Entrar en los coches del ferrocarril Roca en Constitución fue anoche una odisea. Foto: Fabián Marelli

Pablo Sánchez, hermano de la víctima y también colectivero, expresó su malestar y dijo que la familia estaba "destruida" por el homicidio. Contó que su hermano llevaba 18 años trabajando en la empresa Expreso Arseno y tenía cinco hijos y un nieto. "Estos desgraciados le sacaron la vida", dijo, y se quebró. "Es tremendo lo que vivimos. No lo podemos creer, mi hermano no se merecía esto. Por ahora nos vamos a movilizar y a pedir seguridad. Y quiero justicia, porque si lo tuviera enfrente al tipo [que lo mató], no sé qué haría", cerró.

Sánchez fue uno de los que se movilizaron tras el crimen. Mientras la gran mayoría de los colectiveros de las líneas 10, 17, 22, 33, 98, 148, 159, 160, 162, 219, 247, 257, 266, 271, 300, 318, 356, 372, 514, 584 y 619 se quedaron en las terminales manteniendo el paro, él y compañeros y dirigentes de la UTA fueron a La Plata a reunirse con Ritondo.

Poco antes de ingresar al encuentro, Fernández había dicho que lo que se vive por la delincuencia en el conurbano es "peor que una guerra". Concluyó: "Todos los días nos matan como perros". Gabriel Carbajal, delegado de la 160, destacó que "el corredor Claypole (hasta donde llega la línea 160, que sale de Palermo) es un tramo muy peligroso".

Mientras transcurría la reunión, un grupo de choferes que había llegado hasta La Plata en cinco colectivos se congregó sobre la calle 2, entre 51 y 53, para quemar gomas como un modo de repudio al crimen. Tras el encuentro allí, en la sede del Ministerio de Seguridad, Fernández contó que el gobierno provincial se había comprometido a dar mayor protección a los choferes. Se informó que dentro de una semana las partes se volverán a reunir para evaluar la situación y ajustar detalles.

El pedido de seguridad y justicia de los choferes de la zona sur también fue acompañado por habitantes de Claypole, que salieron a la calle para pedir mayor presencia policial en esa localidad. "A varios de nosotros ya nos han robado. Pero cuando vamos a hacer las denuncias nos dicen que nosotros pertenecemos a Florencio Varela. Y eso no es cierto porque pagamos nuestros impuestos en Almirante Brown. Por eso queremos más policías", deslizó un vecino que vive en las inmediaciones de donde ocurrió el asesinato de Sánchez.

Anoche, el paro de colectivos y una concentración en el Obelisco, a las 18, complicaron el regreso a casa desde la Capital hacia el sur del conurbano. Para paliar la situación, Trenes Argentinos extendió su horario de servicio nocturno.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas