Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El corazón de Tagliafico apuntaló la recuperación de los Rojos

SEGUIR
PARA LA NACION
Viernes 16 de junio de 2017
Tagliafico fue el corazón del Rojo
Tagliafico fue el corazón del Rojo.
0

Independiente afrontó uno los partidos más complejos del semestre, ya que la caída con Boca, la primera del ciclo Holan, podía haberlo sacado de su eje. Pero el Rojo, que lucha por un lugar en la próxima Copa Libertadores, construyó un triunfo vital, ante un rival difícil como Defensa y Justicia y en un terreno hostil. Fue 2-1 tras estar abajo, con goles de Nery Domínguez y Sánchez Miño y el corazón de Tagliafico, que volvió de Singapur el miércoles por la noche.

Defensa y Justicia lanzó varios mensajes en el amanecer del duelo postergado por la 22» fecha. Atrevido, sin complejos, el local necesitó apenas unos minutos para poner en marcha una estructura pensada para poblar el medio campo y aprovechar el ancho del terreno. Tuvo su premio tras una jugada de pelota quieta que capitalizó Barboza. Pero más oportuno fue lo que vino poco después: casi sin respiro, Nery Domínguez capturó un filoso centro atrás de Rigoni y fulminó a Arias. Independiente, ya más lúcido, creció hasta adueñarse del encuentro. En la segunda parte, el equipo de Avellaneda pareció más organizado. Pero perdió la pelota muy pronto. El dominio bajó su calor hasta apagarse. A los 22 Bouzat tuvo una de las más claras del partido, cuando quedó frente a Campaña, que ganó el mano a mano. Hasta que Tagliafico, el líder de este equipo, ganó una pelota en la mitad de la cancha y desató la jugada de la noche. Entre Barco y Sánchez Miño, que definió con maestría, le dieron forma a una victoria decisiva.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas