Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Así están hoy los tribunales laborales: edificios destruidos, expedientes apilados y caños rotos

La difícil tarea de trabajar en juzgados colapsados

Viernes 16 de junio de 2017 • 16:50
SEGUIR
LA NACION
0

cerrar

Los fueros laborales están colapsados porque reciben el doble de causas que las que pueden tratar y no tienen la infraestructura ni las herramientas para trabajar con la celeridad que se les exige. Pero además, tienen más problemas.

Hoy por la mañana, la secretaria de uno de los jueces laborales de uno de los 80 tribunales en la Capital Federal, su mano derecha en temas de justicia del trabajo, tuvo que dedicarse a otras tareas. Se encontró con un caño roto y personal de mantenimiento que no encontraba la llave de paso. Como resultado, una catarata antinatural que corría por la escalera, y amenazaba los múltiples expedientes que estaban en el pasillo, porque no tienen otro lugar donde ponerlos. Por lo tanto, tomó un secador de piso y puso manos a la obra junto con otros empleados del juzgado e intentó lidiar con el agua.

No es el único incidente, pero sí una muestra del colapso en materia edilicia de los tribunales que intentan impartir justicia cuando hay una disputa en el mundo del trabajo.

Una invasión de murciélagos, fallas en la luz, paredes y pisos agujereados, hacinamiento y la falta de una escalera de incendio entre muchas otras, hablan de una infraestructura que no está acorde a la tarea que se cumple.Además, los archivos ya no tienen lugar, por lo que los expedientes están literalmente por todos lados y acumulan tierra y ácaros, además de correr el riesgo de perderse o deteriorarse. El sistema informático no anda, o es demasiado lento, lo que les dificulta inmensamente su tarea.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas