Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Murió Helmut Kohl, el "padre" de la reunificación de Alemania

Fue canciller de Alemania entre 1982 y 1998 y fue además uno de los impulsores de la unidad de Europa

Viernes 16 de junio de 2017 • 15:07
Helmut Kohl (centro) saluda el 3 de octubre de 1990 desde las escalinatas del Reichstag en Berlín
Helmut Kohl (centro) saluda el 3 de octubre de 1990 desde las escalinatas del Reichstag en Berlín. Foto: dpa

BERLÍN.- El ex canciller alemán Helmut Kohl, considerado el "padre" de la reunificación de Alemania y uno de los impulsores de ese país como actor central de la Europa unida murió hoy a los 87 años.

Kohl se había alejado de la vida pública tras sufrir un traumatismo de cráneo en una caída en 2008, que lo dejó en una silla de ruedas y recluido en su casa.

En 2015 su estado se deterioró considerablemente, pero se recuperó después de una larga estancia en una clínica. En abril del año pasado recibió en su vivienda del barrio de Oggersheim al primer ministro húngaro Viktor Orban.

Durante el período que ejerció como jefe de gobierno, de 1982 a 1998, primero de Alemania Occidental y luego del país reunificado, Kohl combinó su búsqueda obstinada por unidad europea con un instinto agudo por la historia.

Tras la revolución pacífica de 1989 en la República Democrática Alemana (RDA), Kohl reconoció que disponía de poco tiempo para conseguir la unidad del país y negoció contrarreloj con los mandatarios de Estados Unidos, la Unión Soviética, Reino Unido, Francia y la Unión Europea las condiciones para superar la división de posguerra.

Doctor en Historia, Kohl fue un hombre de récords políticos: fue quien más tiempo dirigió los destinos de Alemania y presidió durante un cuarto de siglo, de 1973 a 1998, la Unión Demócrata Cristiana.

Los ex presidentes estadounidenses George H. Bush y Bill Clinton calificaron a Kohl como el principal líder europeo de la segunda mitad del siglo XX.

Merkel, "la chica de Kohl"

La noticia del fallecimiento del ex canciller sorprendió a la jefa de Gobierno de Alemania, Angela Merkel, durante una visita a Roma en la que la mandataria tenía previsto ser recibida mañana en audiencia privada por el papa Francisco.

"Helmut Kohl fue un gran alemán y un gran europeo", dijo Merkel sobre quien fue su mentor político. "Me embarga una profunda tristeza y acompaño en el sentimiento a su esposa, Maike, con quien tuve oportunidad de hablar por teléfono, y a su familia. Llevará tiempo hasta que nos demos cuenta de lo que hemos perdido con su partida", agregó.

La canciller, apodada como "la chica de Kohl", se inició en la política de la mano del ex líder de la reunificación, quien se convirtió en su mentor.

Pero también fue ella quien en 1999 y en calidad de secretaria general del partido llamó a la agrupación a emanciparse del patriarca por un escándalo de financiación ilegal. La relación entre ambos quedó deteriorada desde entonces.

La vida de Kohl

Nacido en Ludwigshafen, cerca de la frontera con Francia, Kohl marcó la política alemana durante más de cuatro décadas. Fue primer ministro del estado federado de Renania-Palatinado de 1969 a 1976.

En 1960 se casó con la traductora Hannelore Renner con quien tuvo dos hijos, Walter y Peter. Hannelore Kohl se suicidó en 2001 a consecuencia de una dolorosa alergia a la luz que la obligaba a no salir a la calle de día.

Siete años más tarde, Kohl se casó en segundas nupcias con la funcionaria Maike Richter, 34 años menor que él. Tras esta boda se resintió la relación con los hijos y con sus colaboradores de muchos años.

En noviembre de 2014 presentó en Fráncfort un libro titulado Preocupado por Europa en el que explicaba cómo nació la idea de la Europa unida y la importancia de la moneda única.

También mencionaba los errores cometidos al introducir la divisa y se quejaba de lo que consideraba una falta de seriedad en el manejo del proyecto europeo y decisiones erróneas debidas a razones electorales. El ciudadano ilustre de Europa concluía postulando su convicción más profunda: Europa es nuestro destino.

Agencias DPA y AP

Te puede interesar