Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Diseñadores escénicos y su tiempo de revancha

Sábado 17 de junio de 2017
SEGUIR
LA NACION

Lo intentaron una y varias veces, pero no lo habían logrado por un motivo o por el otro. El miércoles a la noche, en el Centro Cultural de la Cooperación, en un acto tan formal como performático, los escenógrafos, vestuaristas e iluminadores presentaron la Asociación de Diseñadores Escénicos de Argentina (Adea). Varios de ellos (Valentina Bari, Gonzalo Córdova, Magali Acha, Mariana Tirantte y Alejandro Mateo) fueron desgranando la historia de fallidos intentos de agrupación cuyo primer mojón se remonta a 1930. Eran tiempos de Rodolfo Franco, escenógrafo fundamental y un tanto silenciado de la escena argentina.

En el transcurso de una especie de conferencia performática que tuvo algo de acto de revancha ya que esta vez fueron los iluminadores, los vestuaristas y los escenógrafo los protagonistas de la escena, también se remarcó la influencia que tuvo Ernesto Diz, a partir de los años sesenta, en la legitimación del diseño lumínico como tal que, desde hace 16 años, es una carrera en la Universidad de las Artes. Justamente, el iluminador Roberto Traferri, vicepresidente de la asociación que se acaba de presentar en sociedad pero que viene gestándose hace dos años, fue uno de los que remarcaron la influencia de Diz en un momento del acto que adquirió un tono más formal. Junto a él, la vestuarista Mini Zuccheri que habló de Adea como un lugar de estudio y debate; y el escenógrafo Héctor Calmet, el presidente, remarcó la necesidad de hacer valer los valores y los derechos de escenógrafos, iluminadores y vestuaristas escénicos. Y hubo aplausos y fotos y clima de alegría (y de debate) entre artistas fundamentales de las artes escénicas locales que trabajan en zonas menos visibles de la actividad.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.