Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Boca se aleja de Tevez y Riquelme: piensa sólo en ganar

El plantel y el cuerpo técnico, que, ante Aldosivi, hoy pueden dar un gran salto al título, consideran inoportunos los dichos del Apache, y no se olvidan de que se fue a mitad del campeonato y sin saludar

SEGUIR
LA NACION
Sábado 17 de junio de 2017
Foto: LA NACION
0

MAR DEL PLATA.- Sorpresa, algunos pulgares arriba y muchas dudas. Todo eso despertaron en el plantel de Boca las frases de Carlos Tevez. Ocurre que si bien es cierto que el Apache salió a bancar al equipo xeneize, puertas adentro no son pocos los que consideran inoportunos sus dichos, e incluso intuyen que esta actitud forma parte de una estrategia personal que concluirá a fin de año con su regreso al club de la Ribera.

Tevez sabe que en diciembre de 2016 se fue de Boca por la puerta de atrás. Que dejó al equipo en la mitad del campeonato y optó por no dar la cara ante los hinchas; o que incluso el cuerpo técnico y varios de sus compañeros se enteraron por Twitter que decidía emigrar a China. Los empleados más cercanos al plantel aún lamentan que el hombre nacido en Fuerte Apache haya roto un código interno jamás escrito, que indica que, por tradición, el capitán del equipo les deja un regalo monetario para fin de año. "Se portó muy mal", le confiesa a la nacion alguien que lleva años en el vestuario xeneize.

Entonces, la gran pregunta es: si la relación con sus compañeros está quebrada (con la excepción de Fernando Tobio, el único del plantel al que invitó a su fastuosa fiesta de casamiento) y después de seis meses del más absoluto silencio mediático: ¿por qué salir justo ahora a hacer esas declaraciones? ¿Fue algo genuino o está cumpliendo algún libreto?

Según confiaron a la nacion personas que conviven en el día a día con el plantel, la jugada le sirve al Apache para intentar limpiar su imagen. Aún cuando en su verborragia se haya entrometido con uno de los máximos ídolos de la institución: Juan Román Riquelme. Desde las lejanas tierras chinas, Carlitos mezcló todo y encendió una mecha innecesaria, en un duelo de egos del cual habrá que ver cómo sale parado. Puertas para adentro de un Boca que sólo piensa en ser campeón, el principal desafío de Guillermo Barros Schelotto por estas horas es buscar la forma de que sus futbolistas no pierdan en eje, que a nadie se le ocurra hablar de Tevez o Riquelme.

Acerca del partido, después de las idas y venidas en relación a la posibilidad de que en el estadio Minella haya presencia de hinchas xeneizes, y ante la amenaza del Ministerio de Seguridad de una posible sanción a Aldosivi (en el caso de que los "neutrales" que compraron plateas a 1500 y 1200 pesos) exhiban su pasión por los colores azul y oro, será una incógnita lo que sucederá. De cumplirse a rajatabla lo que impuso el Aprevide, la popular local la ocuparán los simpatizantes del Tiburón, la de enfrente estará inhabilitada, y en la platea prevista para los "neutrales" habrá espectadores que, en teoría, deberán asistir a la cancha despojados de todo indicio que marque su fanatismo por Boca. "Si a Olimpo lo dejan vender entradas para los hinchas neutrales, ¿por qué a nosotros no?", le dicen a la nacion desde la cúpula de la dirigencia de Aldosivi.

Boca saldrá a jugar con la intención de ratificar lo expuesto frente a Independiente. Hace 13 días logró una goleada categórica y dio sobradas muestras de por qué es el líder. Finalmente, y después de algunas dudas y varios pasos en falso, se puso el traje gran candidato, aún cuando las matemáticas todavía no le permitan celebrar. Desde la actitud exhibida entonces en la Bombonera, Boca dio un paso grande frente a los Rojos. Y quiere dar otro más esta tarde, casi decisivo.

Un regreso que genera expectativa es Ricardo Centurión. El ex Racing volverá a vestir oficialmente la camiseta número 10, un mes y tres días después de desgarrarse a los diez minutos del último superclásico disputado en la Bombonera. Su ingreso por Junior Benítez será el único cambio en relación al equipo que derrotó a Independiente 3 a 0.

Como consecuencia de los dichos de Tevez, el clima es espeso y neblinoso. Algo que también se siente en las calles de la ciudad feliz, con una visibilidad muy acotada que, por caso, le alteró los planes a la entidad de la Ribera: iba a llegar a las 14, en avión, y terminó arribando cerca de las 20.32, en micro. Como si hubieran tenido que sortear pocos obstáculos durante todo el campeonato, los Mellizos tendrán que lidiar con este nuevo escollo: que las palabras del Apache no influyan en el ánimo del plantel y no los saque de eje en un momento tan decisivo.ß

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas