Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Macri anunciaría el jueves los candidatos de Cambiemos

Reunió a los principales dirigentes del oficialismo de todo el país para unificar el mensaje de la campaña electoral; reforzarán la polarización con el kirchnerismo

SEGUIR
LA NACION
Sábado 17 de junio de 2017
Vidal y Rodríguez Larreta, con representantes del Gobierno, ayer, en la cumbre nacional de Pro
Vidal y Rodríguez Larreta, con representantes del Gobierno, ayer, en la cumbre nacional de Pro. Foto: Prensa PRO
0

El gobierno de Mauricio Macri y los principales dirigentes de Cambiemos dejaron trascender ayer que el jueves próximo se anunciarían formalmente los nombres de los candidatos que encabezarán las listas de senadores y diputados en la provincia de Buenos Aires y en todo el país para las elecciones primarias del 13 de agosto y las generales del 22 de octubre.

Según pudo saber LA NACION de altas fuentes oficiales y partidarias, no se hará en un acto de campaña tradicional ni masivo. Como marca el manual de estilo Pro, será un anuncio austero y sin grandes discursos. No trascendieron precisiones sobre el formato.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, terminó de confirmarlo al cerrar ayer el plenario del Consejo Nacional de Pro, con los principales funcionarios de Macri y 110 dirigentes de Cambiemos de todo el país.

Al ser consultado sobre la fecha del anuncio de candidatos, Peña dijo que será "antes del cierre de listas seguramente, pero probablemente los últimos días". El cierre de las listas será el sábado próximo.

Al situar el anuncio antes de ese día, fuentes partidarias y gubernamentales confirmaron que el día será el jueves 22. La presentación será así luego del lanzamiento, el martes próximo, de la ex presidenta Cristina Kirchner como candidata a senadora por el Frente de Unidad Ciudadana en un acto en el club Arsenal, de Sarandí.

Las fuentes oficiales confirmaron que el principal candidato a encabezar la lista de senadores por Buenos Aires es el ministro de Educación, Esteban Bullrich, aunque no se descarta todavía a la titular de Acumar, Gladys González. La nómina de diputados estará compuesta por Facundo Manes, Graciela Ocaña y Guillermo Montenegro, entre otros.

Se confirman también los senadores suplentes: el jefe de asesores presidenciales José Torello y la coordinadora del G-25 Mujeres, Helena Estrada.

La reunión del Consejo Nacional de Pro sirvió ayer para reunir en Espacio Pilar, en la localidad del mismo nombre, a 110 titulares y altos dirigentes de los consejos directivos del partido en todo el país y "bajar la línea" de los ejes de campaña.

cerrar

Sin la presencia de Macri, estaba la plana mayor del Gobierno: Peña, José Torello, el jefe del gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y el presidente de Pro, Humberto Schiavoni, entre otros.Además, había dirigentes de la UCR, la Coalición Cívica, Unión por la Libertad, la Democracia Progresista, FE y el Partido Demócrata.

Más allá de que Rodríguez Larreta convocó a "trabajar para el voto de la esperanza y no anti K", el discurso de Peña fue de una abierta polarización contra el kirchnerismo.

De hecho, ante una consulta de LA NACION sobre su evaluación del impacto de la parálisis económica y de la inseguridad en la campaña, Peña dijo que "en la provincia de Buenos Aires los que se presentan como rivales gobernaron 30 años, llámense hoy como se llamen, y fracasaron rotundamente". La comparación clara era contra el kirchnerismo y el PJ.

En una estrategia explícita de plebiscitar entre el pasado y el futuro, Peña aseguró al ser consultado por la fractura del peronismo, que "más allá de los nombres con que se presente, ella (Cristina Kirchner) representa el pasado, una etapa donde los argentinos no quieren volver pero deberán expresarlo en elecciones".

Convertido en el principal desafiante al kirchnerismo, el jefe de Gabinete dejó las formas amables del estilo Pro. Y aprovechó las agresiones que ayer sufrieron Macri, Vidal, en Tigre, y, por separado, el ministro de Justicia, Germán Garavano, en un acto en la ex ESMA, para condenarlos y para profundizar la pelea verbal contra la ex presidenta (ver aparte). "Son minorías militantes, intolerantes, agresivas que expresan la frustración por haber perdido el poder que tenían durante el kirchnerismo", dijo Peña.

"Ambos casos eran minorías gremiales que van con dirigentes a tratar de generar hechos mediáticos", señaló. Los calificó de episodios "aislados" y comparó -otra vez- que ahora hay "funcionarios nacionales que, a diferencia de antes, no tenemos problema en caminar por la calle, mostrándonos como somos".

Rodríguez Larreta habló antes, en la reunión cerrada con consejeros, a la que no accedió la prensa, de la división del peronismo bonaerense. "Somos conscientes de que los errores de ellos nos ayudan, pero no podemos tener soberbia", señaló.

También Vidal mostró los ejes de polarización con Cristina Kirchner del discurso Pro y dijo que "ellos de vuelta van a ser el miedo, nosotros de vuelta la esperanza". La línea argumental de la campaña será la "humildad, responsabilidad, esperanza, y cercanía con la gente".

Peña había instado antes a los dirigentes a "tener mucho cuidado con las tendencias a la fragmentación y rupturas" en Cambiemos. Y señaló que el oficialismo tuvo "un crecimiento en forma muy consistente" con "representación en provincias donde antes no teníamos".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas