Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Moyano pidió una suba de 32%, pero le ofrecieron 18%

Comenzó sin éxito la negociación salarial de camioneros

Sábado 17 de junio de 2017
SEGUIR
LA NACION

En un intento de desmarcarse de la pauta salarial de referencia que trazó el Gobierno, que es de entre 18 y 20 por ciento, el sindicato de camioneros, que lidera Hugo Moyano, abrió ayer su negociación paritaria con un pedido de aumento de 32%. Sin embargo, la oferta de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), que representa a 50 cámaras de todo el país, fue de una suba de 18% en tres cuotas.

Pablo Moyano, número dos en el escalafón jerárquico de los camioneros, encabezó la negociación y reclamó, además, elevar el adicional de 15 a 20% para los choferes que transporten combustibles y revisar la planilla de pagos extras por kilometraje.

Desde el sector empresario se mostraron inflexibles con el reclamo de los Moyano. Argumentaron la presión impositiva, que alcanzaría casi un 40% de los costos, como el principal impedimento para otorgar un aumento salarial mayor.

"No podemos ofrecer nada porque estamos muy mal", dijo hace tres días Daniel Indart, el presidente de la Fadeeac. Ayer, sin embargo, la oferta fue de 18%, en línea con la sugerencia oficial. Indart confía en que avance este año una ley para reducir los costos logísticos en la frontera.

El Gobierno sigue de cerca la paritaria del gremio de Moyano, a quien todavía consideran un aliado estratégico. Un funcionario cercano al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, dijo a LA NACION que Moyano bajará sus pretensiones y que podría cerrar "cerca de un 22%". Ayer, el gremio de la Alimentación cerró una suba de 24% en dos cuotas.

Pablo Moyano, sin embargo, no está dispuesto a ceder. Por lo pronto, el viernes próximo habrá otra audiencia en la sede laboral. Pelea para sumarse a la negociación otro actor: la cámara que reúne a los transportistas de cereales.

Aeronáuticos, en pie de guerra

El frente de gremios aeronáuticos, que se unió en rechazo a la política aerocomercial que impulsa el macrismo, inició una serie de visitas a legisladores de la oposición. El frente estuvo ayer con el kirchnerista Héctor Recalde y plantearon su preocupación por el supuesto favoritismo oficial con las inversiones extranjeras.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.