Cine argentino: ¿cuáles son las películas esenciales del nuevo milenio?

La selección de los críticos de LA NACION se inclina por autores como Fabián Bielinsky (con dos películas en el Top 10), Mariano Llinás, Lucrecia Martel y Santiago Mitre;leé el ranking completo

Javier Porta Fouz
PARA LA NACION
Domingo 18 de junio de 2017

Los críticos de LA NACION votamos las diez mejores películas argentinas del siglo XXI, es decir, de los años en que hubo más producción de cine argentino, aunque no más público que antes de los ochenta.

Son los años que vinieron después de la renovación de fin de siglo, luego de que los cambios en la legislación posibilitaran la recuperación de la producción local, los años de un renovado reconocimiento internacional. De todos modos, de los cinco primeros puestos de los resultados generales de las votaciones individuales, solo una película fue estrenada con premio en un festival "grande": La ciénaga, que ganó el Alfred Bauer en el festival de Berlín.

La triunfadora de esta votación, El aura, de Fabián Bielinsky , fue estrenada internacionalmente en la competencia de San Sebastián en 2005 -cuando el festival no estaba en su mejor momento- y las crónicas de esos tiempos cuentan que fue mejor recibida la otra contendiente argentina, Iluminados por el fuego, de Tristán Bauer. Nueve reinas, el otro film de Bielinsky seleccionado en esta lista, empezó su recorrido en los festivales de Telluride y Toronto, y en nuestro país logró un éxito rotundo, que se alimentaba genuinamente de la recomendación del público. Las otras dos películas que redondean el top 5 tuvieron su estreno mundial en el Bafici. De las restantes, Roma fue a San Sebastián, y las otras cuatro, a Cannes. El secreto de sus ojos, ganadora del premio más famoso del mundo, el Oscar, no logró entrar entre las diez más votadas.

Resulta muy significativo que la obra completa de un director ocupe dos de los cuatro primeros lugares de esta selección, pero al ver las películas de Bielinsky -que murió en 2006- queda en evidencia su maestría en cualquier secuencia, su capacidad para hacernos creer que aquí existía algo así como un "saber hacer" industrial del que él era depositario. Las cuatro primeras, además, tienen en común el hecho de pertenecer a directores obsesivos y poco prolíficos (otro, Martín Rejtman, quedó a las puertas de entrar al top ten). Bielinsky hizo su segunda película cinco años después de la primera. Lucrecia Martel hizo cuatro largometrajes en 16 años. Mariano Llinás está completando este año su tercer film en 15 años. Del resto, Szifron tampoco es prolífico y Aristarain no filma, justamente, desde Roma.

Otro rasgo significativo que se desprende de la selección es que sólo tres películas fueron estrenadas después de 2005, lo que podría llevarnos a pensar en que quizás el cine argentino no está en su mejor momento -pero atención, que este año se estrena Zama- o, con mayor lógica, sugiere que toda apreciación necesita de la consolidación que da el paso del tiempo. Es interesante, de todos modos, que la mayoría de estas películas hayan sido exitosas o, al menos, que hayan llegado a su público con creces, y en esto también el año de estreno seguramente tenga algo que ver: Un oso rojo fue un éxito en 2002, mientras que El otro hermano, la película de Caetano de 2017, fracasó.

Las diez primeras

1. El aura, Fabián Bielinski

2. Historias extraordinarias, de Mariano Llinás

3. La ciénaga, de Lucrecia Martel

4. Nueve reinas, de Fabián Bielinski

5. El estudiante, de Santiago Mitre

6. Un oso rojo, de Israel Adrián Caetano

7. La libertad, de Lisandro Alonso

8. Relatos salvajes, de Damián Szifron

9. Roma, de Adolfo Aristarain

10. El bonaerense, de Pablo Trapero

En esta nota:
Ver comentarios
Ir a la nota original