Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La arenga de Putin que impulsó a Rusia al éxito en el debut

El discurso del presidente generó contagio en la previa del triunfo 2-0 ante Nueva Zelanda

Domingo 18 de junio de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Infantino, con Putin
Infantino, con Putin. Foto: Aníbal Greco

SAN PETERSBURGO, Rusia.- Fue una arenga militar que se cerró con dos frases casi a los gritos para encender a una selección, un técnico y más de 50.000 espectadores que hasta entonces habían escuchado en silencio en el estadio del Zenit de San Petersburgo. El apasionado discurso de Vladimir Putin fue clave, si se le cree a Stanislav Cherchesov, el entrenador de la selección de Rusia que derrotó 2-0 a la de Nueva Zelanda en la apertura de la Copa Confederaciones: "Cuando el presidente de un país viene a dar un discurso eso te motiva y es una ventaja, pero también es una responsabilidad".

Fue un día de fiesta para los anfitriones en San Petersburgo. Si hasta Gianni Infantino, el presidente de la FIFA, probó que domina algunas palabras del ruso. Abajo, en la cancha, hubo un partido entre discreto y olvidable. Los All Whites neocelandeses demostraron que en el país "kiwi" es mucho mejor ser All Black. Los rusos ganaron casi por demolición. Denis Glushakov la tocó a los 31' apenas por encima de un arquero, Stefan Marinovic, que salió regalado. La pelota picó y entró suavemente junto al palo. Fue gol en contra de Michael Boxall, que intentó desesperadamente desviar la pelota para sólo terminar metiéndola. Era justicia para una Rusia que dominaba el partido con claridad ante unos rivales ingenuos en defensa y sin capacidad de crear peligro.

Nada cambió en el segundo tiempo. Los rusos se florearon en el área neocelandesa para poner el 2-0 a través de Fedor Smolov a los 69'. El flojo nivel era esperable en un duelo entre una Rusia cuyos jugadores se desempeñan en su totalidad en el campeonato local y una Nueva Zelanda integrada por futbolistas que, en el mejor de los casos, juegan en el Leeds United y el Ipswich Town de Inglaterra, Unterhaching alemán o el San José Earthquakes estadounidense. En Rusia aportó sabiduría en el medio campo Yuri Zhirkov, un hombre que años atrás ganó la Copa UEFA y se destacó en el Chelsea.

Lo más destacable fue que el público ruso respondió con orden y fervor al partido inaugural del torneo que reúne a las seis campeonas continentales, al campeón mundial y a la anfitriona de la próxima Copa del Mundo.

Rusia albergará dentro de un año el Mundial por primera vez en su historia. La Copa Confederaciones, una suerte de ensayo general para el torneo de 2018, se disputa en cuatro ciudades (Moscú, San Petersburgo, Sochi y Kazán), mientras que la Copa del Mundo se repartirá en 11 sedes y 12 estadios.

El torneo continúa hoy con el debut de Portugal ante México en Kazán, un partido que es esperado con gran expectativa tras conocerse que Cristiano Ronaldo está decidido a abandonar el Real Madrid. También jugará el Chile de Juan Antonio Pizzi ante Camerún en Moscú.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas