Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Schulz: el rival atípico que se anima a hacerle frente a Merkel

SEGUIR
LA NACION
Domingo 18 de junio de 2017

PARÍS.- La opinión pública recién empieza a descubrir al hombre que ambiciona reemplazar a Angela Merkel al frente de Alemania el 24 de septiembre próximo. Cuatro meses después de un lanzamiento de campaña fastuoso, Martin Schulz, el candidato del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), está casi 15 puntos detrás de su rival.

La principal fuerza de Schulz se transformó -paradójicamente- en su mayor debilidad: si bien en un principio encarnó la esperanza de renovación de su partido al no formar parte del restringido círculo de dirigentes históricos, los alemanes no han conseguido descubrir su verdadera personalidad.

Hijo de un gendarme, incapaz de obtener el bachillerato, titular de un diploma técnico en vez de universitario, víctima de alcoholismo durante años, Schulz (62 años) supo, sin embargo, superar todas las dificultades hasta convertirse en una figura pública totalmente atípica.

Porque, en efecto, el hombre que aspira a dirigir el gobierno alemán sólo tuvo puestos municipales y europeos durante toda su carrera. Alcalde del pequeño pueblo de Würselen, en la frontera con Holanda y Bélgica, diputado europeo a partir de 1994, el políglota y francófilo Martin Schulz accedió en 2012 a la presidencia del Parlamento Europeo, cargo que dejó en noviembre pasado para preparar la campaña electoral en su país.

Incapaz hasta ahora de desmarcarse de Merkel -ese coloso que domina la política alemana desde 2005-, Schulz tiene 100 días para rectificar el tiro.

Te puede interesar