Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los "neutrales" se hicieron hinchas de un futuro campeón

LA NACION
SEGUIR
Claudio Mauri
Domingo 18 de junio de 2017
0

Este Boca, con la excepción de Gago y su obsesión por agarrar la pelota y manejar el equipo, no tiene un jugador de clase para decidir un partido a la altura de lo que fueron Tevez y Riquelme. Lejos de aturdirse o acomplejarse por la batalla de egos y vanidades que el Apache le declaró a Román, Boca-equipo respondió en Mar del Plata como lo exigían las circunstancias: con sobriedad, firmeza, sentido colectivo y haciéndose cargo de la responsabilidad de responder con un triunfo que respaldara su candidatura al título, disolviera la amenaza de Banfield y enfriara un poco más las tibias ilusiones que le quedan a River.

Boca rindió ante Aldosivi como para que Tevez y Riquelme se pongan de acuerdo en que merece ser campeón. Un 4-0 para que Román no sea mezquino y agrio en sus análisis y para justificar las alabanzas y virtudes que Carlitos advierte en quienes eran sus compañeros hasta que optó por ir irse a China para hacerse un poco más millonario.

La supuesta inconformidad de Riquelme que tanto molestó a Tevez puede aplacarse con ese gran pase interior y entrelíneas de Gago a Pavón, que definió desde lejos con una precisión y potencia infrecuentes. Una asistencia digna de Román.

Algo tan inesperado como la seguridad que adquirió Boca a partir de que reconfiguró su defensa tras la dura derrota en el superclásico. Afuera Peruzzi, Vergini y Fabra por no dar las garantías suficientes; al margen Insaurralde por lesión. Jara, Tobio, Magallán y Silva no era un recambio para entusiasmarse demasiado, pero ayer y ante Independiente, Boca no pasó por esos despistes y lagunas que tantos disgustos y puntos le costaron. Barrios delante de ellos es el dique que les facilita el trabajo.

Fue tan convincente y certero Boca en Mar del Plata que consiguió que miles de "espectadores neutrales" se hicieran súbitamente hinchas de un equipo que va para campeón.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas