Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los “neutrales” se hicieron hinchas de un futuro campeón

Domingo 18 de junio de 2017
0

Este Boca, con la excepción de Gago y su obsesión por agarrar la pelota y manejar el equipo, no tiene un jugador de clase para decidir un partido a la altura de lo que fueron Tevez y Riquelme. Lejos de aturdirse o acomplejarse por la batalla de egos y vanidades que el Apache le declaró a Román, Boca-equipo respondió en Mar del Plata como lo exigían las circunstancias: con sobriedad, firmeza, sentido colectivo y haciéndose cargo de la responsabilidad de responder con un triunfo que respaldara su candidatura al título, disolviera la amenaza de Banfield y enfriara un poco más las tibias ilusiones que le quedan a River.

Boca rindió ante Aldosivi como para que Tevez y Riquelme se pongan de acuerdo en que merece ser campeón. Un 4-0 para que Román no sea mezquino y agrio en sus análisis y para justificar las alabanzas y virtudes que Carlitos advierte en quienes eran sus compañeros hasta que optó por ir irse a China para hacerse un poco más millonario.

La supuesta inconformidad de Riquelme que tanto molestó a Tevez puede aplacarse con ese gran pase interior y entrelíneas de Gago a Pavón, que definió desde lejos con una precisión y potencia infrecuentes. Una asistencia digna de Román.

Algo tan inesperado como la seguridad que adquirió Boca a partir de que reconfiguró su defensa tras la dura derrota en el superclásico. Afuera Peruzzi, Vergini y Fabra por no dar las garantías suficientes; al margen Insaurralde por lesión. Jara, Tobio, Magallán y Silva no era un recambio para entusiasmarse demasiado, pero ayer y ante Independiente, Boca no pasó por esos despistes y lagunas que tantos disgustos y puntos le costaron. Barrios delante de ellos es el dique que les facilita el trabajo.

Fue tan convincente y certero Boca en Mar del Plata que consiguió que miles de “espectadores neutrales” se hicieran súbitamente hinchas de un equipo que va para campeón.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas