Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Más perfiles que puedan desarrollar la infraestructura

Domingo 18 de junio de 2017
PARA LA NACION
0

La logística nacional está atravesando un período de cambios estructurales que devienen del contexto inherente al país.

El Plan Renovar -apuntado a las energías renovables-, en conjunto con obras de la magnitud esperadas con el Plan Belgrano, así como también en el plano de obras hidroeléctricas y la expansión de la energía nuclear, auguran un panorama con un alto desarrollo de infraestructura, sobre todo en lo relacionado a la construcción y modernización de puertos, aeropuertos, vías navegables, vías férreas, rutas, puentes y pasos fronterizos.

La ecuación se vuelve todavía más prolífica si se tiene en cuenta el enorme potencial de las economías regionales, además de la minería, los hidrocarburos y el importante polo agroexportador. Esto se suma también a los proyectos de corte industrial, tan necesarios como estratégicos a la hora de generar empleo y crear riqueza.

Es a partir del regreso de Argentina al mercado financiero internacional -así como su creciente intento de inserción en nuevos mercados y bloques comerciales- que el país se perfila, o busca perfileras rápidamente hacia la generación de proyectos en diversas áreas claves para su crecimiento.

Este contexto requiere de ciertas demandas concretas. Comienza a plantearse la necesidad de formar recursos humanos con habilidades técnicas y gerenciales que le brinden a esa inversión directa extranjera un sendero de crecimiento sustentable basado en la generación de productividad, a partir de la integración regional y la proyección global del potencial productivo del país.

Dentro de este esquema resulta clave brindarle al profesional las herramientas necesarias para que comprenda el marco y a su vez, para que sus habilidades se potencien en función de detectar y promover la productividad relacionada a nuevas inversiones.

Los flujos de inversión productiva ya no encuentran tan sólo a una Argentina de fronteras adentro, sino un país potencialmente fértil en cuanto a que la inversión se radique en el país con vistas a abastecer los bloques regionales en conjunto con los mercados internacionales. Para este fin es necesario formar profesionales que hagan de la productividad operativa una religión: el contexto así lo demanda y requiere.

Las empresas con proyección regional y global, así como también aquellas firmas que evalúan hoy expandir sus operaciones internacionales, o bien optimizar su estrategia de abastecimiento con vistas a ser más competitivos en un contexto global, están actualmente demandando profesionales con actitud productiva y con un cabal entendimiento del rol que juegan las operaciones dentro de la estrategia corporativa.

Es importante entonces saber combinar variables de formación de índole técnica, operacional, y de gestión internacional.

En estos momentos, el país está transitando un punto de inflexión en cuanto al perfil de su sector externo, y es en este contexto en donde un nuevo rol profesional se va tornando cada vez más solicitado.

Esto se gesta siempre en el marco de producir en Argentina para abastecer a los bloques regionales e intentar desembarcar exitosamente en mercados no tradicionales de Asia y África.

Director de la maestría en Logística de Proyectos de Integración, ITBA

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas