Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fracasado

Lunes 19 de junio de 2017
0

Randazzo tuvo que ligarse que un desconocido dirigente cristinista le dijera que es un fracasado. Son gente dura los amigos de la ex presidenta, sobre todo cuando están en campaña. Pero cuidado. En la posmodernidad, en la era de los entrepreneurs, el fracaso se ha ido resignificando. En uno de sus libros, el pensador Mario Bunge le dedica un capítulo a la cuestión, titulado, precisamente, Elogio del fracaso. Dice que por la obsesión de callar o minimizar las derrotas y sublimar el éxito se ha impuesto la cultura de "adorar vellocinos de oro y dioses con pies de barro".

En ¡Crear o morir!, Andrés Oppenheimer cuenta que en Silicon Valley, templo de la innovación, la tecnología y las ideas que cambiaron el mundo, el mayor fracaso es no haber fracasado. El que no sabe de derrotas -se piensa ahí- es porque no intenta romper moldes, es demasiado conservador. La industria de la creatividad no quiere gente así, que no empuje los márgenes. Hasta Steve Jobs, cofundador de Apple, sufrió duros traspiés (¡lo echaron de la empresa!) antes de pergeñar algunos de los mayores inventos de la historia.

Nada de esto, claro, estaba en la cabeza de ese oscuro amigo de Cristina.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas