Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los Pumas, una mezcla de virtudes y defectos por corregir

Perdieron los dos juegos con Inglaterra pero mostraron signos positivos respecto del pasado y aspectos a superar para el futuro

SEGUIR
PARA LA NACION
Lunes 19 de junio de 2017
0

La foto de la serie de dos juegos ante Inglaterra muestra a un equipo de Pumas cabizbajo, frustrado... derrotado. Si la cámara se aleja un poco para abordar un plano más general, las 13 derrotas en los últimos 15 partidos no son nada alentadoras, como tampoco lo es el panorama de cara al Rugby Championship. Pero no se puede abordar el presente sin tomar un punto de referencia del pasado ni obviar la proyección a futuro.

Las dos caídas ante Inglaterra dejaron en evidencia que los Pumas están un paso atrás de las potencias y retrocedieron respecto de donde se habían parado tras el Mundial 2015. Pero tomando como punto de partida de este ciclo la novedosa coyuntura que envuelve al seleccionado argentino con el ingreso al Super Rugby, la restricción para los que actúan en Europa y como meta final al Mundial de Japón 2019, esta serie permite apreciar una evolución en muchos aspectos que invitan a ilusionarse; en otros todavía hay mucho por corregir.

Desequilibrio (+)

Lo mejor que mostraron los Pumas ante uno de las mejores sistemas defensivos del mundo fue su capacidad desequilibrante, algo que luego del Mundial se había vuelto intermitente (en junio pasado y en la primera parte del Rugby Championship) o directamente inexistente (en la segunda parte del Championship y en noviembre). Cuando los Pumas logran inercia con los forwards, pueden marcar tries desde cualquier sector de la cancha.

Formaciones fijas (+)

Otra gran noticia fue el scrum. Aun con dos pilares jóvenes como titulares (23 años Noguera Paz, 22 Pieretto), dominaron a los ingleses de una forma poco usual en el rugby internacional. Si se vuelve a dar leprioridad puede ser un arma importante. El line-out fue más discontinuo (80,76%) y se perdieron algunas pelotas clave.

Disciplina (+)

No hubo amarillas. Más alentador: se cometieron apenas ocho penales por partido. Es cierto que Inglaterra no forzó tanto con su juego y que capitalizó al máximo cada una de las infracciones, pero no deja de evidenciar una mejoría en un ítem que siempre fue problemático.

Convocatoria (+)

Al margen de lo que pase el sábado próximo en Jujuy, es la ventana de junio de mayor convocatoria en los últimos años, con dos estadios llenos y superando a varios partidos del Rugby Championship.

Individualidades (=)

Jerónimo de la Fuente fue el mejor en los dos partidos, aun cuando dos errores suyos costaron dos tries en contra. Pero la capacidad de quebrar la línea defensiva entrando en velocidad con buenos ángulos de carrera es algo inédito para un inside argentino. Su compañero en el centro Matías Orlando también fue importante en el ataque y en la defensa. El trabajo de los forwards fue parejo, excepto en el cierre de ambos partidos. Del otro lado, Nicolás Sánchez tuvo algunos destellos, pero estuvo lejos de su nivel y tampoco fue positivo el ingreso de Hernández.

Defensa (=)

Si los Pumas tomaran consciencia del daño que son capaces de hacer con el tackle quizás no forzarían tanto algunas situaciones. En líneas generales, la defensa fue efectiva y sirvió para forzar pérdidas. Queda la espina de la última jugada del primer partido.

Efectividad (-)

Aun marcando muchos tries, la relación entre quiebres defensivos o situaciones de extremo ataque con puntos marcados sigue siendo baja, más cuando se la compara con la efectividad de los ingleses.

Precisión (-)

El mayor déficit de estos últimos dos años y acaso el más difícil de subsanar. En tanto se siga apostando por el vértigo, más costará ser precisos. Será cuestión de tiempo...

Mentalidad (-)

Hasta no hace mucho, cuando a los Pumas les hacían un trie, se caían anímicamente. No ocurrió esta vez, ya que respondieron a cada golpe. El déficit estuvo en los minutos finales de ambos juegos, en los que Inglaterra, pese a contar con muchos debutantes, demostró más madurez.

Estado físico (-)

Se notó una merma en Santa Fe. Para el juego que pretenden los Pumas hace falta que sean atletas durante 80 minutos. La gimnasia que da el Super Rugby debería ser propicia en el largo plazo, pero por ahora es más una carga adicional.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas