Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las fábricas de autos reciben a Macri para pedirle medidas para competir

El Presidente visitará hoy el salón; los empresarios quieren imitar el plan 3 Millones español

SEGUIR
LA NACION
Lunes 19 de junio de 2017
Las fábricas de autos reciben a Macri para pedirle medidas para competir
Las fábricas de autos reciben a Macri para pedirle medidas para competir. Foto: Archivo / DPA
0

Competir o no, ésa es la cuestión. La posibilidad de ganar mercados será para las empresas argentinas un factor clave para anunciar inversiones en el país en proyectos de largo plazo. Por eso, la palabra "competitividad" se escucha desde hace meses en despachos oficiales, foros de empresarios y también en el octavo Salón del Automóvil, que termina mañana en La Rural.

Para Mauricio Macri será un viaje circular. En febrero llevó a empresarios y sindicatos de esa industria a España para conocer la receta que reimpulsó ese sector ibérico. En marzo lanzó el plan Un Millón, un listado de metas, más que de acciones, y hoy estará en el salón, que reúne a las principales terminales del país y del exterior.

En varios encuentros, los ejecutivos regionales y locales se cansaron de nombrar su problema en la Argentina: "Competitividad". Pero también hubo señales positivas. El caso más elocuente fue el de Toyota, que el día de la apertura anunció una rebaja de casi el 40% en el precio del Prius, el auto híbrido que vende en el país. Fue después de que el Gobierno anunció una rebaja de los aranceles a la importación de vehículos híbridos y eléctricos. Quid Pro Quo. Traducido: las acciones que el Gobierno tome en favor de los empresarios tendrán beneficios para los consumidores.

Pero más allá de algunas medidas puntuales, como la rebaja de aranceles, la ley de autopartes o el acuerdo de intercambio con Colombia, las compañías creen que pueden tomarse decisiones más profundas para impulsar el mercado en medio de la crisis brasileña. El jueves pasado llevaron al Ministerio de Producción, que conduce Francisco Cabrera, un documento elaborado por la consultora Bain & Company que explica uno de los problemas centrales: producir en Brasil o en México es entre 15 y más de 40% más barato que en la Argentina.

Foto: LA NACION

Ante ese panorama, vale repasar las acciones que tomó el gobierno de España y cuáles fueron los resultados que entusiasmaron a Macri, a Cabrera y a los empresarios.

En los primeros años de este siglo, España logró sumar más de tres millones de autos producidos al año. Pero luego de la crisis financiera internacional, y con importantes problemas de competitividad en Europa, la cifra cayó a dos millones. En noviembre de 2012, la cámara española de fábricas de vehículos (Anfac) hizo público su plan 3 Millones. Sus planteos de entonces suenan parecidos a los que hoy hacen empresarios locales: estabilidad en las relaciones laborales, paz social y negociación colectiva por empresa, medidas de flexibilidad laboral, control de ausentismo, costo energético competitivo, reducción de los costos del transporte, mejoras de infraestructura e interconexiones con los mercados externos, estímulos a la demanda de autos, cambio fiscal que incentive la competitividad y la renovación del parque automotor, vigilancia de las importaciones y estabilidad de los marcos regulatorios fueron algunos reclamos al gobierno de Mariano Rajoy.

¿Qué les dio el gobierno? Prioridad de convenio por empresa, bolsas de horas plurianuales (flexibilidad), facilidad para las reestructuraciones, herramientas de control de ausentismo, bonificación fiscal para la energía, reducción de tasas portuarias, potenciación de las inversiones en las conexiones con los puertos, inversiones ferroviarias, planes de renovación de autos, reducción de la carga fiscal, impulso al vehículo alternativo, financiación con tasas accesibles para nueva tecnología, acuerdos comerciales (TTIP, Canadá, y Japón, entre otros) y ley de unidad del mercado interior, entre otras medidas.

Los números de la recuperación son apabullantes. De 1.979.179 autos producidos en 2012 se pasó a 2,8 millones en 2016, y este año en la industria española esperan llegar a los tres millones de autos. Luego de estar en el puesto número 12 como productor mundial, España volvió al número 8 en 2016. Pero además logró diversificar sus destinos de exportación: en 2009 la cuota fuera de la Unión Europea (UE) era del 12,1%, mientras que siete años después llegó al 25%. Lo más importante: la cantidad de trabajadores estables pasó de 56.961 a 67.787.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas