Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Final de película para Le Mans, la carrera que dura un día entero

Un Porsche 919 que perdió más de una hora en reparaciones venció al coche propiedad del actor de Hollywood Jackie Chan

SEGUIR
LA NACION
Lunes 19 de junio de 2017
El final tras 24 horas de acción en Le Mans
El final tras 24 horas de acción en Le Mans.
0

¿Se puede ganar una carrera de 24 horas corriendo apenas 22 horas y 22 minutos? Esa es la historia del triunfo del equipo Porsche en las 24 Horas de Le Mans, el gran clásico francés del automovilismo mundial. El coche n° 2, un Porsche 919 híbrido que condujeron el alemán Timo Bernhard y los neocelandeses Brendon Hartley y Earl Bamber, se sobrepuso a un problema técnico sufrido en la cuarta hora de la prueba; después de perder más de una hora en los boxes para que una dotación de casi 40 mecánicos lo compusiera, recuperó una desventaja de 200 kilómetros, aproximadamente, para lograr la victoria número 19 desde 1970 para la marca en Le Mans.

"Es un sueño hecho realidad", dijo Bernhard, que llevó el auto a cruzar la meta, apenas consumada la victoria. "Le Mans puede ser la carrera más atractiva, pero también la más cruel. Uno nunca lo puede predecir". Es la tercera victoria consecutiva del 919, en cuatro presentaciones.

La esperanza de los tres pilotos, una vez reparado su auto, era poder llegar a la bandera a cuadros. Pero la debacle de sus rivales hizo posible el milagro de la victoria. El equipo Toyota volvió a sentir parte de la amargura vivida el año pasado, cuando uno de sus autos, a punto de ganar, abandonó la carrera cuando faltaban apenas tres minutos para concluir la carrera; esta vez, dos de sus tres coches dejaron la prueba por problemas mecánicos con apenas 17 minutos de diferencia, cuando no se había completado siquiera la mitad de la carrera: en uno de ellos, el n° 9, el cordobés José María López -que debutaba en la prueba-formaba parte de la tripulación; era el francés Nicolas Lapierre quien lo conducía cuando fue embestido desde atrás.

El Porsche n° 1, que había heredado entonces la vanguardia con ocho vueltas de ventaja, sufrió pérdidas de aceite a tres horas del final de la carrera, cuando ya llevaba 12 giros de luz; del camino quedó libre para que el otro auto del equipo se quedara finalmente con el triunfo, por delante del Oreca 07-Gibson del equipo del actor de Hollywood Jackie Chan, conducido por el holandés de origen chino Ho-Pin Tung, el francés Thomas Laurent y el británico Oliver Jarvis. De una categoría inferior, el auto de Chan lideró un par de horas y perdió la vanguardia a manos del Porsche vencedor a pocos más de 60 minutos del final.

"Comprobé que Le Mans es una carrera increible, y me quedé con ganas de correr otra vez, de volver", dijo el cordobés López, que presenció el sorpresivo final. "Esta carrera fue una dura experiencia, soñaba con otro final. Cuando el auto abandonó se produjo un momento horrible; terminar la carrera era uno de mis objetivos y quedé golpeado, pero me quedé tranquilo porque cuando me tocó manejar dí lo mejor. Correr esta carrera me hace sentir un piloto de la elite mundial".

El Campeonato Mundial de Resistencia (WEC) continuará el mes que viene con la disputa de las 6 Horas de Nurburgring, y allí el piloto argentino volverá a subirse al Toyota TS050.

Historia repetida

La que une a Pechito López con el apellido Fangio

López fue el primer argentino en competir en la clase mayor de las 24 Horas de Le Mans desde que Juan Manuel Fangio II, el sobrino del quíntuple campeón mundial de F.1, lo hiciera en 1993. En esa ocasión, Fangio conducía un Toyota que fue chocado de atrás durante la noche... lo mismo que sucedió con el coche del cordobés, de la misma escuadra, 24 años después.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas