Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mirtha, Susana y Tinelli, entre los triunfadores en la noche de los Martín Fierro

Ganaron, además, Griselda Siciliani, Antonio Gasalla, Miguel Ángel Solá y Telenoche

SEGUIR
LA NACION
Lunes 19 de junio de 2017
Mirtha, en familia: Juanita, Marcela y Nacho Viale
Mirtha, en familia: Juanita, Marcela y Nacho Viale. Foto: Artear
0

"Espero que entendamos todos que ésta es una celebración, una fiesta, y como tal la tenemos que tomar", advirtió Luis Ventura, presidente de la Asociación de Periodistas de la Televisión y la Radio Argentinas (Aptra), en el comienzo de la 47» ceremonia de entrega de los Martín Fierro, que emitió anoche El Trece. Y por si alguien no había entendido, aclaró: "No queremos grieta. Queremos tranquilidad, que haya respeto, valoración de quienes son nuestros colegas y del gran contenido que genera la televisión argentina". Rara manera de dar la bienvenida a la fiesta de la televisión que celebra la creatividad: el discurso de apertura culminó con el PNT (publicidad no tradicional) de una joyería. Las palabras de Ventura parecieron confirmar el temor de los organizadores a las potenciales declaraciones en plena fiesta de los nominados por La leona, la gran candidata, con nueve nominaciones, que se llevó la primera estatuilla: Andrea Rincón, actriz revelación.

Griselda Siciliani (mejor actriz de ficción diaria en comedia), Antonio Gasalla (labor humorística), Adrián Caetano y Guillermo Salmerón (guionistas) y Telenoche (noticiero) fueron algunos de los primeros ganadores. Cuando todavía faltaba para conocer a los ganadores en ficción, el Martín Fierro se dio el gusto de premiar a las tres máximas estrellas de la TV: Susana Giménez (entretenimiento), Mirtha Legrand (interés general) y Marcelo Tinelli (reality).

"Son el espectáculo más importante de la televisión argentina", había sentenciado antes Guido Kaczka, conductor de la fiesta junto con Mariana Fabbiani. Entre el desfile de modelos y los primeros invitados, aportaron una cuota de realidad a la catarata de emociones e hipérboles que desplegaban Iván de Pineda, Paula Chaves y Gabriel Sobrado, responsables de la previa. No era tarea fácil: instalados en el lobby del Hilton desde las 19.15, con más prensa que invitados a su alrededor, debían "vender" una fiesta que estaba lejos de empezar, además de intercalar incómodos PNT. Pero fueron los conductores de la ceremonia, que comenzó pasadas las 21.20, quienes comprendieron por qué la del Martín Fierro es considerada la gran fiesta de la televisión local: lo que importa es el público que la sigue por TV. "No intentamos que los famosos nos presten atención; le hablamos a la gente en su casa", resumió Fabbiani, certera y resignada al caos que trae juntar a más de 500 personalidades de la pantalla chica en un mismo lugar.

Susana, la euforia y la frescura de siempre
Susana, la euforia y la frescura de siempre.

El Trece programó un extenso especial "de alfombra roja", una costumbre de las ceremonias hollywoodenses que aquí se ensaya con resultados dispares. Después de una hora y media de aire, ninguno de los nominados principales se había asomado a la gran vidriera y los conductores, junto al especialista en moda Fabián Medina Flores, llenaban los minutos con desfiles de moda exprés (recurso utilizado aquí y en todos lados como compás de espera) y visitas al backstage. Vestidos, zapatos, carteras y alhajas crean la ilusión de brillo y glamour que el público busca en toda entrega de premios que se precie. Y que derivó en un rating de casi 17 puntos. Una marca notable para este tipo de programas.

Todo empezó a tomar forma cuando, hacia las 20.50, llegó Mirtha Legrand acompañada de su hija Marcela Tinayre y de su nieta Juana Viale. "La realeza", exclamó Medina Flores, y esa vez apenas estaba exagerando. Minutos después apareció Susana. Si minutos antes la red carpet había sido un desierto, en ese momento empezaba a parecerse a un vagón de subte en hora pico. "La más esperada", la calificaron los conductores con cuidado para no herir sensibilidades. Ella no decepcionó: contó detalles de su vestido, de las joyas que lucía y demostró su inoxidable carisma. A poco de comenzar la fiesta recibió un homenaje por sus 30 años de conducción y, después, el premio al mejor ciclo de entretenimiento.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas