Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En fotos: La Matanza, marginalidad y violencia a 20 minutos de Plaza de Mayo

Lunes 19 de junio de 2017 • 00:31
El McDonalds de la estación Laferrere es uno de los que más factura en la Argentina, paradójicamente uno de los lugares de mayor pobreza. Foto: Fabián Marelli
Foto: Fabián Marelli
La villa Puerta de Hierro limita al Sur con la avenida Crovara, al Norte con el Cementerio Municipal Villegas. Foto: Fabián Marelli
Villa Puerta de Hierro, cerca de la estación Justo Villegas . Foto: Fabián Marelli
Ciudad Evita. En una campaña en la vía pública, la intendenta Magario, ultrakirchnerista, se atribuye la construcción del Metrobus que corre a lo largo de la ruta 3; pero es una obra del gobierno nacional. Foto: Fabián Marelli
Laferrère. El Hospital Presidente Néstor Kirchner, inaugurado 10 días antes de las elecciones de octubre de 2011, hasta ahora nunca funcionó; el sistema de salud pública de La Matanza está colapsado. Foto: Fabián Marelli
Laferrère. Los “0,50”, autos virtualmente destruidos, en general Falcon, que hacen las veces de remises; no tienen patente, seguro ni luces; los recorridos son fijos y compartidos; suplen la falta de colectivos. Foto: Fabián Marelli
González Catán. Sobre la ruta 1001, uno de los cientos de basurales a cielo abierto que hay en La Matanza, donde más del 50% de las calles son de tierra; zonas enteras del partido no tienen recolección de residuos. Foto: Fabián Marelli
Villa Celina. La avenida Olavarría, donde se concentra la actividad comercial; es un enclave boliviano (y, en mucho menor medida, peruano), pegado a la Ricchieri; casi todas las operaciones se hacen en negro. Foto: Fabián Marelli
González Catán. La sala de guardia del hospital materno infantil Dr. José Equiza, que depende de la comuna; es un edificio viejo, sombrío y en muy mal estado; las esperas duran horas y faltan asientos. Foto: Fabián Marelli
Laferrère. En la Avenida Luro al 6000, el mayor centro comercial de La Matanza, por el que todos los días pasan miles de personas; la contracara es que barrabravas cobran un “impuesto” a los locales. Foto: Fabián Marelli
Villa Celina. Pasacalles que desde hace unos meses se ven por todo el partido y que son atribuidos a una campaña del PJ local, alineado al kirchnerismo y uno de los más duros críticos del gobierno nacional. Foto: Fabián Marelli
0

Para encontrar una versión dramática de la Argentina, una de sus expresiones más postergadas e injustas, no hay que viajar cientos de kilómetros hasta parajes miserables de alguna provincia del Norte. Está a 20 minutos de la Plaza de Mayo.

Con sus 114 villas y asentamientos, y una pobreza estructural que excede por mucho a esos barrios, el megapartido de La Matanza es una expresión cabal del conurbano profundo, el vasto territorio donde el país se queda sin niveles mínimamente razonables de salud, educación, trabajo, asfalto, agua, cloacas, electricidad, gas y transporte.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas