Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Como el Súper Bowl y la Champions: la final de la Libertadores, muy cerca de cambiar para 2018

Lima y Río de Janeiro ya se ofrecieron como sedes neutrales para la eventual final a un partido, según lo confirmó en una entrevista Alejandro Dominguez; asegura que Argentina/Uruguay 2030 cuenta con el respaldo del presidente Macri

SEGUIR
LA NACION
Martes 20 de junio de 2017
Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol
Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol. Foto: LA NACION / Aníbal Greco
0

SOCHI, Rusia .- Al fútbol sudamericano lo condena su pasado, nombres como los de Julio Grondona, Nicolás Leoz, Eugenio Figueredo y tantos otros. Por eso la obsesión de Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, es que el futuro ofrezca algo distinto, tan distinto como una Copa Libertadores que se inspire en la Champions League y el Super Bowl. Y que sea pronto, tan pronto como el año que viene.

"Una fiesta en una sola ciudad, con una sola final y en cancha neutral", resumió Domínguez durante una entrevista con LA NACIÓN en San Petersburgo, ciudad por la que pasó fugazmente para asistir a la Copa Confederaciones.

-Estuvo hace poco más de dos semanas en Cardiff para la final de la Champions. ¿Qué pueden aprender la Copa Libertadores y la Conmebol de la Champions y la UEFA?

-Es la segunda vez que me toca estar en una final de la Champions, y también pude estar en un Super Bowl, un poco para ir a sentir cómo es el ambiente de una final única. Yo tengo la idea de que nosotros podemos replicar algo parecido para la Libertadores. Una fiesta en una sola ciudad, con una sola final y en cancha neutral. Lo estamos abriendo a debate con los clubes, jugadores. Queremos abrir el debate inclusive para los medios de prensa. Son decisiones muy importantes, tienen que estar todas las partes involucradas.

Por la manera en que nosotros vivimos el fútbol, por la cultura. Tenemos muchas cosas que mostrarle al mundo y tendríamos que hacerlas coincidir con nuestro fútbol, que gusta tanto.

-Pero eso ya lo intentó el año pasado y no gustó.

Y hay motivos. ¿A quién no le gusta ver jugar a su equipo de local? A Todos. Pero creo que es el momento de introducir el debate, hay factores que marcan que puede ser una muy buena oportunidad, aunque claro que también hay debilidades en la propia idea. Probar, por qué no. Lo que al final estamos tratando de hacer es reeditar una copa, la Intercontinental.

-¿Qué dice la FIFA de resucitar la Intercontinental? Porque competiría con el Mundial de Clubes.

Competiría y no, porque yo creo que la FIFA también tiene la idea de cambiar el sistema del Mundial de Clubes. Todavía no hay nada muy formal, pero he escuchado al presidente Infantino hablar del tema. Si se cambia, nosotros tenemos que saber qué hacer.

-Lo escuché decir que el objetivo de la Libertadores es que sea una final mejor que la final de la Champions. ¿No es exagerar eso?

Hmmm. No, no es exagerar. Estoy convencido de que sí es posible.

-El sentir de nuestra gente es diferente. Si uno piensa sólo en el partido, en lo estrictamente deportivo, quizás entonces sí sea exagerar. Pero si uno piensa en la semana entera, en toda la fietsa que arropa a la final, que muestre cómo vivimos el fútbol en Sudamérica, en ese sentido tenemos una identidad que es inigualable. En ningún lugar se vive el fútbol como en Sudamérica.

-¿Para cuándo impulsa el cambio de formato de la final?

Soy el impulsor, pero este tema se tocó con los presidentes la semana pasada. Hubo una mayoría para que sea viable pero la decisión no está tomada. Ya tenemos dos ciudades que se mostraron con interés

-¿Qué ciudades?

-Lima y Río.

-Insisto, ¿para cuándo?

-Para 2018, el año próximo. Queremos la Libertadores como la Champions y el Super Bowl.

-La Argentina está fuera del Consejo de la FIFA, que es el órgano que gobierna el fútbol mundial. ¿Por qué?

-Porque renunció Luis Segura.

-Pero se dio por hecho que esa posición sería ocupada por Rodolfo D'Onofrio. ¿Por qué no sucedió?

-Esas son especulaciones, Luis Segura representaba a la Conmebol en la FIFA. Al renunciar Segura y no sustituirlo la AFA, se produjo una ausencia forzosa de Argentina y era un lugar que la Conmebol debía ocupar.

-¿Segura renunció antes de tiempo? ¿No se garantizó el recambio?

-Eso hay que preguntárselo a Luis. A mí me tomó por sorpresa.

-¿De cuánto tiempo disponía la AFA para proponer un sustituto de Segura?

-Es que no hubo ni propuesta. Renunció y no hubo propuesta (de reemplazante). Luis podría haber mantenido ese cargo en la FIFA sin ser presidente de la AFA, y yo hubiera esperado que eso ocurriera. Recibimos una carta de Luis, supongo que tuvo motivos muy personales.

-¿El presidente Tapia le pidió ayuda para que la Argentina vuelva a tener un lugar en ese Consejo desde el que se gobierna el fútbol mundial?

-Nunca hablamos del tema, nunca.

-¿Nunca? ¿Con nadie de la AFA?

-Nunca.

-¿Sería importante para la AFA estar ahí o no lo es tanto?

-Yo creo que sí. Y yo entiendo al presidente Tapia en este momento, supongo que sus prioridades pasan por oraganizar la casa. La AFA es una organización importantísima en el mundo del fútbol. Tiene una oportunidad histórica.

-¿Cómo ve la presidencia de Tapia?

-Lo veo como una persona muy comprometida. Tiene muchos intereses en que la AFA salga del estancamiento. Pudimos dialogar muy poco, sé que estuvo muy detrás de la venida del profesor Sampaoli. En poco tiempo vamos a encontrarnos.

-Se dice que a la AFA la preside Tapia y la maneja Angelici. ¿Le consta?

-No, para nada, para nada. No tengo ningún argumento para opinar sobre el punto.

-¿Qué le parece Angelici como dirigente?

-Me parece una persona que maneja un club histórico en Sudamérica y en el mundo. Una persona que le está dando su vida y su tiempo a su club y ahora a la asociación. Una persona que se merece todo tipo de respeto.

-¿Es cierto que hay antipatía entre el presidente de la Conmebol y el de Boca?

-Que yo conozca, no.

-¿Cuán viable es Argentina/Uruguay 2030?

-Es mi compromiso más grande. Ya pusimos en la mesa de la FIFA nuestra intención. En el congreso de la Conmebol en Santiago comprometimos al presidente Infantino, aunque no está en él decidir. Y no es un trabajo de una sola persona, hay que tener el compromiso de ambos gobiernos, hay mucho que hacer. Es un compromiso muy grande en logística, inversiones y seguridad. Estamos hablando de algo bastante complejo en lo que creo que en Sudamérica deberíamos comenzar a trabajar hoy.

-Conoce bien al presidente Macri. ¿Él está convencido de este proyecto?

-Hablé con el presidente Macri y está muy interesado. De hecho él entiende la envergadura, la responsabilidad histórica que tiene Sudamérica de reeditar el primer Mundial cien años después. Y el presidente Tabaré (Vázquez) tiene las mismas intenciones, según me comentó el presidente Macri. Hay que empezar a trabajar y poner la semilla.

-Se trata del centenario del primer Mundial. ¿Puede la FIFA decir que no?

-Esto ya no está en las manos de la FIFA, sino del Congreso, hay que trabajar.

-Ya no se trata sólo de 24 miembros de un comité ejecutivo. Es como las elecciones de sedes en el Comité Olímpico Internacional, mucha gente que convencer, 211 federaciones.

-Exactamente.

-¿Y cómo se los convence?

-En política hay que argumentar históricamente y emocionalmente, porque la gente debe tener algún tipo de empatía hacia el lugar donde va a competir.

-La saga de corrupción en el fútbol sudamericano parece no tener fin. Denunció penalmente a Leoz y ahora surgen más detalles oscuros sobre el proceder de Grondona.

-A ver, yo tomé la decisión de hacer una auditoría forense, más allá de todas las auditorías administrativas. Pero esta no es una decisión personal, es institucional. Está en manos de los abogados recuperar, si no todo, al menos parte del dinero. O al menos saber cómo fue la historia.

-¿Se puede lograr?

-Yo creo que sí se va a lograr, se avanzó mucho. Eso está en manos de los abogados, mi compromiso es tener siempre a la mejor gente haciéndose responsable de la situación. Somos la única confederacion del mundo que hizo una investigación interna y se dio a conocer.

-Ahora que pasó ya tiempo y hay nuevas evidencias de lo que hizo Grondona, ¿cuál es su opinión sobre él?

-Yo no lo conocí a Julio a título personal, lo conocí como un personaje del fútbol. Todo esto que está pasando y de lo que nos estamos enterando con pruebas más allá de lo que uno tenía como sospecha. Calificaría la situación de lamentable. Teniendo al mejor fútbol del mundo, a los mejores jugadores, las mejores hinchadas. Nos hemos quedado en el tiempo. Hoy estamos detrás. Detrás en títulos mundiales, a nivel selecciones, en Mundiales de Clubes. Estamos detrás de Europa. Todo tiene que ver con que creo que se olvidaron del fútbol. Bueno, no creo: se olvidaron del fútbol y pusieron el dinero como objetivo de la organización. Así terminaron las cosas.

-¿Es cierto que Macri le pidió ayuda para rebajar la sanción a Messi?

-Nunca el presidente Macri me habló del tema. Nunca.

-¿Cómo es que se le rebajó la sanción a Messi, de los cuatro partidos iniciales a una cancelación de los tres que le restaban cumplir?

-Eso debería preguntarlo a los organismos de disciplina de la FIFA.

-Pero como presidente de la Conmebol algo sabrá.

-Es un organismo independiente

-¿No pidió ayuda la AFA ni consejo Infantino?

-No, no. En todo caso hay que decir que la defensa de la AFA fue muy buena.

-El de Rusia, ¿va a ser un gran Mundial o un Mundial complicado?

-Va a ser un gran Mundial, veo equipos muy fuertes de Sudamérica. Es una oportunidad hermosa de venir acá y reivindicar nuestra historia. Me encantaría que llevemos la copa a la Conmebol de vuelta.

-En Brasil hubo tres cuartofinalistas sudamericanos y el título se lo llevó Alemania.

-Es nuestra oportunidad. Veo a Argentina, Brasil, a todos los equipos. Nuestro sistema de clasificación es tan competitivo, que sólo Brasil está clasificado y el resto está aún compitiendo por las plazas. Veo una gran oportunidad de ser protagonistas.

-El Mundial de 2026 se jugará con 48 equipos y la Conmebol tendrá 6,5 plazas. Está casi toda Sudamérica adentro.

-Es que yo creo que toda Sudamérica debería estar dentro del Mundial. Si hoy uno mira el ranking FIFA, entre los mejores 50 tenemos ocho selecciones. Lo mínimo que se podría haber hecho es estos 6,5 equipos. Nosotros deportivamente le damos muchísimo a la calidad del fútbol mundial.

-¿El Mundial de 2022 se va a jugar en Qatar?

-Deberíamos ser objetivos. Estamos a un año de Rusia y a cinco años de Qatar.

-Si hubiera un problema grave, ¿la FIFA estaría en condiciones de cambiar la sede?

-Yo creo que la FIFA tiene excesiva cantidad de conocimiento y experiencia como para asumir cualquier tipo de crisis. Pero lo cierto hoy es que en Qatar se juega dentro de cinco años.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas