Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Adolfo Cambiaso se siente como Rafael Nadal en Roland Garros: invencible

A los 42 años, ganó por 10a vez la Queen's Cup, uno de los torneos de polo más relevantes de Europa; lo hizo con nuevo equipo, RH, y marcó el gol de la victoria por 10-9 sobre La Indiana

Lunes 19 de junio de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Cambiaso y la reina
Cambiaso y la reina. Foto: pololine

"A lo Nadal, jaja". Adolfo Cambiaso, además de ser el mejor polista del mundo, es un seguidor del tenis. Practica el deporte y suele concurrir a los torneos de Miami y a Wimbledon aprovechando la coincidencia de calendarios. Hace unas semanas, sin perder detalle de Roland Garros, no ocultaba su admiración por el austríaco Dominic Thiem ("es crack"), aunque estaba impactado por lo que sigue haciendo el español a los 31 años. "Va a ganar por décima vez en París. ¡Tremendo!".

Minutos después de otra gran conquista de su carrera, Cambiaso volvió a hacer referencia al mallorquín por un motivo muy especial: acababa de ganar su 10a Queen's Cup, uno de los torneos más relevantes de la temporada polística europea. Que encierra un valor especial, porque la final se juega en el Guards Polo Club, dentro del castillo de Windsor, en las afueras de Londres, y el trofeo lo entrega la reina Isabel II. Que ya lo conoce de memoria y con quien suele hablar sobre caballos los minutos que comparten en el podio.

A los 42 años, Cambiaso demuestra que su capacidad organizativa y hambre competitiva no descansan durante enero y septiembre, fuera del radio de la Triple Corona de la Argentina. Ya había conquistado, en Palm Beach, entre febrero y abril, la Triple Corona de Estados Unidos con el equipo de Valiente. Y ahora le sumó la Copa de la Reina en Inglaterra. Con un agregado: fue con un nuevo equipo. Después de 16 años se abrió de Dubai y del magnate Ali Albwardi. Casi como en su momento, allá por el 2000, fue irse de Ellerstina y de la tutela de Gonzalo Pieres para darle vida a La Dolfina. Un desafío más en su trayectoria. Se unió al patrón iraní Ben Soleimani y, con el conjunto de RH, acompañado por el brasileño Rodrigo Ribeiro de Andrade y el británico Tommy Beresford, volvió a ser campeón. El vocablo que mejor le sienta.

En la final, RH tuvo un durísimo rival, La Indiana, liderado por Agustín Merlos y Nic Roldán. Tomó ventajas de arranque (6-3 en la primera mitad del partido), pero La Indiana jugó un sobresaliente 4° chukker y con cinco goles sucesivos pasó al frente por 8-6 en 5 minutos. Todo fue equilibrado hasta el desenlace, cuando el propio Cambiaso convirtió el tanto de la victoria para el 10-9. Y se llevó un premio más: su yegua Caraqueña, que ha jugado en nuestro país, fue elegida como el mejor ejemplar.

De aquella primera conquista en la Queen's Cup, en 1998, con Ellerston, casi 20 años después llegó el 10° festejo. Superó diversas lesiones y sigue provocando admiración. Cambiaso no para. De jugar y de ganar. ¡Claro que se parece mucho a Rafael Nadal cuando pisa Roland Garros!

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas