Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Detrás de escena

Martes 20 de junio de 2017
Foto: AP

Finalmente se inició el largo y complicado proceso de ruptura entre Gran Bretaña y la Unión Europea. Ayer comenzaban las discusiones financieras. Un miembro de protocolo de la sede central de Bruselas intercambiaba banderas justo antes de la llegada de los negociadores, Michel Barnier y David Davis. Despojada de toda solemnidad, la escena roza lo banal. Sudoroso, con la corbata floja y la camisa desabrochada, el funcionario retira una para reemplazarla por la otra. Casi fuera de cuadro, un mástil vacío espera. La letra chica de la historia no está teñida de magnificencia. Vistos desde el backstage, los momentos "históricos" no son grandiosos, sino insignificantes, aunque sus consecuencias les cambien la vida a millones de personas. Por lo pronto, científicos y profesores universitarios que hoy trabajan en Gran Bretaña ya manifestaron su alarma, y algunos hasta anticipan que el divorcio iniciará un éxodo de investigadores hacia otros horizontes.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.