Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El montaje como ilusionismo teórico

SEGUIR
LA NACION
Martes 20 de junio de 2017
0

La fuerza de la muestra Sublevaciones procede solamente en primera instancia de la potencia de las imágenes que se exhiben. Hay otra fuerza subrepticia, que Georges Didi-Huberman tomó de la teoría del arte y, más específicamente, de Aby Warburg, auténtico modelo intelectual: la supervivencia de las imágenes, o bien, para decirlo en otras palabras, el modo en que un mismo gesto puede pasar fantasmalmente (como el pase del testigo) de un tiempo histórico a otro.

En este caso, ese modelo teórico (y también práctico) de Didi-Huberman fue el Atlas Mnemosyne de Warburg. De él toma la simultaneidad en un mismo plano de aquello que está separado en el tiempo. No por nada, en 2010, organizó en el Museo Reina Sofía de Madrid una exposición warburgiana que llamó precisamente Atlas.

Lo dice él mismo: "En la cajera de supermercado sobrevive Dánae, en las bocas del subte sobreviven las bocas del infierno, en el linyera de la esquina sobrevive el antiguo mendigo, en el desfile bajo el Arco del Triunfo sobreviven antiguos ritos de pasaje". Y agreguemos nosotros: en los atletas sobrevive Aquiles, y en Warburg sobreviven las ruinas. En tanto "atlas", el proyecto de Warburg es cartográfico y, por lo tanto, visual.

Lo segundo importante en Sublevaciones, y subsidiario de lo anterior, es el principio del montaje. Igual que en el Atlas de Warburg, igual que en El acorazado Potemkin de Eisenstein, el montaje propicia un ilusionismo teórico: que de la contigüidad de dos imágenes disímiles nazca un sentido que no es el de ninguna de esas imágenes aisladas: un sentido diferente que procede de esa cercanía hasta entonces impensada.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas