Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La gobernadora Vidal soportó abucheos en un acto en Mar del Plata

Fue durante la presentación del proyecto de Metrobus en la ciudad; eran manifestantes de izquierda

SEGUIR
LA NACION
Martes 20 de junio de 2017
Manifestantes hostigaron a la gobernadora, a pocos metros
Manifestantes hostigaron a la gobernadora, a pocos metros. Foto: Mauro V. Rizzi
0

MAR DEL PLATA.- El silencio de la mañana helada lo quebró un vecino desde un balcón de segundo piso, frente al Casino Central.

"No tenés vergüenza. Traés el Metrobus acá y la gente se muere de hambre", gritó. Lo acompañaron con más insultos unos 20 manifestantes, apostados a los pies del mismo edificio y a no más de 30 metros de la gobernadora María Eugenia Vidal ; del jefe de Gabinete, Marcos Peña , y del ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich . Así, con pancartas y a puro grito, improvisaron una protesta durante el acto de presentación del proyecto de Metrobus, que el gobierno nacional espera cristalizar en esta ciudad a partir de diciembre.

"La Argentina y la provincia de la agresión, de la confrontación, es la que queremos dejar atrás. Y la vamos a dejar atrás haciendo", afirmó la mandataria bonaerense, en el cierre de su muy breve discurso.

Esta modalidad de protesta es similar a la que la gobernadora afrontó días atrás, durante una recorrida por Tigre con el presidente Mauricio Macri, y a la que soportó el ministro de Justicia, Germán Garavano, durante un acto en la sede de la ex ESMA, el viernes pasado.

Los carteles que portaban los manifestantes estaban firmados por la agrupación Votamos Luchar. Es la misma organización de izquierda que en agosto del año pasado, durante un acto que aquí compartieron Vidal y el presidente Macri, protagonizó incidentes e incluso apedreó el automóvil en el que se retiraba el jefe del Estado.

Vidal llegó a Mar del Plata junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña
Vidal llegó a Mar del Plata junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña. Foto: Mauro V. Rizzi

"¡Fuera Vidal!" "¡Acá hay hambre!", repetía el ruidoso grupo. Desde la otra vereda, otro grupo de vecinos intentaba dar aliento a los funcionarios. "¡Fuerza, María Eugenia!" "Los K no vuelven nunca más", exclamaban, en un duelo que anticipa el clima electoral en la ciudad.

Los manifestantes llegaron a pie, a pesar del frío, a la céntrica plaza situada frente al complejo Bustillo. El tránsito vehicular se había cortado en un perímetro de casi 500 metros y, a la par, se había dispuesto un amplio despliegue policial con efectivos de las fuerzas provincial y local.

Aun así, la protesta encontró una hendija.

En el reclamo también se hicieron referencias al conflicto docente y hasta hubo algún manifestante con guardapolvo blanco. Aunque corrieron rumores de participación de La Cámpora, referentes locales de esta agrupación kirchnerista aseguraron a LA NACION que no se acercaron al lugar.

"No tuvimos allí ninguna presencia institucional", afirmaron.

Un acto breve

Apenas cinco minutos duró el acto para presentar la inminente llegada del Metrobus a Mar del Plata. Acompañado por el intendente local, Carlos Arroyo, y la secretaria de Obras de Transporte, Manuela López Menéndez, Dietrich abrió la presentación y fue el primero que tuvo que alzar la voz frente a las críticas y los abucheos.

Lo mismo le ocurrió a Vidal, principal blanco de los manifestantes. Previamente la gobernadora los saludó con la mano en alto, como si la festejaran.

"Nuestra respuesta siempre va a ser seguir avanzando, mostrando que se puede", remarcó la gobernadora, quien partió rumbo al complejo de Chapadmalal junto a sus colaboradores para realizar reuniones de balance y planificación.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas