Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La lógica de Julio De Vido para protegerse

[Video] El ex ministro del kirchnerismo mantiene un doble resguardo de parte del Poder Judicial y del sector empresarial

Lunes 19 de junio de 2017 • 23:27
0

El periodista Carlos Pagni habló en Odisea Argentina sobre el ex ministro de Planificación Julio De Vido, como el personaje central del kirchnerismo; además señaló el rol que tuvo en los negocios de Energía, el vínculo con Néstor y con Cristina Kirchner y la protección judicial empresaria que recibe.

cerrar

Las frases más destacadas de Odisea:

De Vido es probablemente el funcionario más inteligente y más astuto de los que rodearon a Néstor y Cristina Kirchner.

De Vido Manejó, con mucha mas dirección e intervención personal, el mundo de la Energía, el tema más importante de esa década.

Era un hombre muy ligado a Kirchner desde que llegó al gobierno provincial en Santa Cruz, muy obediente.

De Vido siempre quiso aumentar las tarifas, pero no se animaba a pelear por sus ideas, le tenía miedo a su jefe, que por momentos lo maltrataba.

A diferencia de otros kirchneristas, supo cuidarse. Organizó una arquitectura administrativa con su esposa. Un ángel guardián jurídico de su esposo, que le enseñó a no quedar pegado en una maquinaria de negocios descontrolada.

Detrás de ella, hay un gran asesor: José Roberto Dromi, el hombre que desarmó el Estado con Menem y luego ayudó a reconstruirlo.

De Vido tuvo a su cuñado metido en negocios de contrabando, a su hermano con estancias en La Pampa relacionado a los negocios de genética.

De Vido tuvo la habilidad de responsabilizar a los de abajo, sobre todo a aquellos que tenían relación con Néstor Kirchner.

El silencio de De Vido vale oro, porque fue el hombre clave del contacto económico de Néstor con buena parte del empresariado argentino. Muchos empresarios que hoy alaban al Gobierno fueron hombres de interlocución permanente con De Vido.

La misma relación de intimidad tuvo con el sindicalismo. Hugo Moyano tuvo la pretensión de controlar el área de Transporte, dice que puso plata para quedarse con la Secretaría de Transporte, pero Kirchner no quiso.

Cristina Kirchner siempre lo despreció [a De Vido]. Ella realmente asume el poder después de la muerte de su esposo y empieza a reemplazar el entramado con que se había manejado su marido. Allí nace La Cámpora.

Randazzo administra el Transporte en contra de lo que habían sido las complicidades de De Vido.

De Vido le dijo a Cristina 'tengo ganas de irme' y ella le respondió: de acá te vas preso o muerto.

Todos los negocios generados a la sombra de De Vido no lograron atraparlo. Él se hizo asesorar antes de llevar adelante sus negocios.

Tuvo y tiene una gran protección en el fuero federal. El 28 de julio de 2008 Monner Sans hizo una denuncia contra De Vido por enriquecimiento; en febrero de 2009 lo sobreseyeron.

Empieza una cadena de protección con De Vido. Recién en el 2015 se ordena que se reabra la investigación. El primer allanamiento se hace en 2016. En todos esos años De Vido no fue molestado, y la Justicia trabajó a su favor.

En el centro de Comodoro Py, el juez Ariel Lijo es como el otro yo de Olazagasti, el secretario privado de De Vido.

Gracias a eso, De Vido pudo zafar de la tragedia de Once, negociaron con Bonadio que las penas llegaran hasta Jaime y Schiavi.

Ahora quedó en el centro Roberto Baratta, que manejó los negocios de Energía. Todos los que se enriquecieron con De Vido dependen de su silencio.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas