Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Boca campeón. Los Mellizos consiguieron el octavo título de Boca en los últimos diez años

SEGUIR
PARA LA NACION
Martes 20 de junio de 2017
Gustavo y Guillermo Barros Schelotto
Gustavo y Guillermo Barros Schelotto. Foto: LA NACION / Mauro Alfieri
0

Con el octavo título en los últimos diez años, el cielo azul de Boca tiene una estrella amarilla más. A las dos copas internacionales, las dos locales y los tres torneos que había ganado desde 2007 se suma ahora la conquista del campeonato de primera división 2016-2017. Esta nueva vuelta olímpica queda marcada por los goles de Darío Benedetto , la partida de Carlos Tevez en la mitad de la competencia y la conducción de Guillermo Barros Schelotto , uno de los máximos ídolos en la historia del club.

Este 20 de junio se cumplen 10 años de la última vez en la que Boca alzó la Copa Libertadores, edición que ganó con una versión extraordinaria de Juan Román Riquelme. El máximo ídolo xeneize fue la razón excluyente de esa consagración en Brasil, después de barrer a Gremio en un global de 5 a 0 en las finales. Dirigido por Miguel Ángel Russo, el podio de rendimientos de aquel equipo lo completaban Mauricio Caranta y Rodrigo Palacio. Ever Banega, Claudio Morel Rodríguez, Clemente Rodríguez y Hugo Ibarra también eran sostenes de una formación consolidada. Guillermo era parte del plantel, pero apenas jugó 6 minutos en el primer partido de la fase de grupos, ante Bolívar en La Paz.

Al año siguiente, ya con Carlos Ischia como entrenador, Boca se quedó con la Recopa Sudamericana y el Apertura. El primer logro fue en una serie ante Arsenal, en la cual se impuso por 3-1 en el primer partido, con goles de Martín Palermo, Palacio y Sebastián Battaglia, y luego empató 2-2, con tantos de Riquelme y Palacio. El torneo lo consiguió después de una definición atípica a partir de un triple empate en el primer puesto. Entonces, en el triangular en cancha de Racing derrotó primero a San Lorenzo y luego perdió con Tigre, resultados que le alcanzaron para ser campeón. Lesionado Palermo, el goleador fue Lucas Viatri (8) y también se destacaron el colombiano Fabián Vargas y Nicolás Gaitán.

Lo que siguió fue una etapa de desconcierto, sin protagonismo y con técnicos que se sucedían sin conseguir afianzar un conjunto. En menos de un año se sentaron en el banco Alfio Basile, en su segunda etapa en el club, Abel Alves y Claudio Borghi. En tres torneos seguidos Boca terminó debajo de la mitad de la tabla y la acumulación de malos resultados elevaban la temperatura de una olla a presión.

El último antecedente: el campeón de 2015
El último antecedente: el campeón de 2015. Foto: Archivo

A comienzos de 2011 asumió la dirección técnica Julio César Falcioni y en su primer torneo (que marcaría el retiro de Palermo) al frente del equipo terminó séptimo. Pero luego llegaría la contundencia de un campeón invicto, con 12 puntos de ventaja sobre el segundo y apenas 6 goles recibidos en 19 fechas. Para ese certamen se habían sumado Agustín Orión y Rolando Schiavi en su regreso a la institución, que tuvieron asistencia perfecta, al igual que Walter Erviti, Clemente Rodríguez y Facundo Roncaglia. Al año siguiente Boca llegó a la final de la Libertadores, pero no pudo con Corinthians y debió conformarse con sumar a sus vitrinas la Copa Argentina, después de ganarle la final a Racing, en San Juan, con goles de Santiago Silva y Viatri.

Con la salida de Falcioni, cuando pese a los éxitos Daniel Angelici decidió no renovarle el contrato, Boca vivió un momento esperado por muchos años: el regreso de Carlos Bianchi. Sin embargo el tercer ciclo del Virrey en La Boca quedó lejos de las expectativas que había generado.

La apuesta fue entonces por un hombre de la casa y el elegido para ponerse al frente del plantel fue Rodolfo Arruabarrena. Con el Vasco Boca fue campeón por partida doble el año pasado, en el primer torneo anual de 30 equipos y en la Copa Argentina. En los dos títulos fue clave Tevez, quien a mitad de año había regresado después de una exitosísima carrera de más de 10 años en el exterior. Jonathan Calleri fue el goleador de un equipo que ganó el torneo con tres puntos de ventaja sobre San Lorenzo y se quedó con la Copa Argentina en una controvertida final ante Rosario Central.

La lista de entrenadores campeones en Boca en la era profesional llegó a 24 con los Mellizos, que además se sumaron al más reducido grupo de los hombres que celebraron en el club de la Ribera primero dentro de la cancha y después en el banco. Poco más de un año después de haber asumido, los Barros Schelotto consiguieron su primer título en el club y ya miran lo que viene, un futuro próximo en el que la obsesión volverá a ser la Copa Libertadores.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas