Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Germán Lux, el arquero que se fue de River peleado con Passarella, vuelve once años después

Tras quedar libre del Deportivo La Coruña, llegará a los 35 años para reemplazar a Augusto Batalla; ya mantuvo una charla con Gallardo y le queda acordar su contrato con la dirigencia

SEGUIR
PARA LA NACION
Martes 20 de junio de 2017 • 18:40
Germán Lux, con fue arquero de La Coruña desde 2011
Germán Lux, con fue arquero de La Coruña desde 2011. Foto: Archivo
0

Germán Lux hizo explotar la bomba el viernes 8 de diciembre de 2006, unas horas después de que Daniel Passarella, por entonces técnico de River, le comunicara que no lo iba a tener en cuenta para la temporada siguiente. La noticia fue inesperada incluso para el periodismo, más allá de que el Káiser había decidido quitarle la titularidad cuatro meses antes. "Me da lástima que me tenga que ir por un hincha de Boca", disparó Lux tras el recibir el último mazazo del peor año de su vida. El 21 de enero se había suicidado su hermano Sebastián; el 17 de mayo, José Pekerman le había comunicado que no integraría la lista de 23 jugadores que viajarían a Alemania para jugar el Mundial; el 13 de agosto, después de un 3 a 3 con Newell's, en el Monumental, Passarella le había quitado la titularidad; y en los primeros días de diciembre, en Carcarañá, su pago chico santafesino, ladrones habían golpeado y robado a sus padres. Esas historias forman parte de un pasado doloroso que el tiempo le ayudó a ir superando de a poco, en especial la muerte de su hermano. A los 35 años, hoy Lux tiene motivos para sonreír: después de hablar con Marcelo Gallardo, se pusieron de acuerdo para que en los próximos días se concrete su anhelado regreso a River, once años después de aquella mañana en la que Passarella lo hizo sentir un intruso en ese Monumental que él siempre sintió como su segunda casa.

Lux todavía tiene que reunirse con los dirigentes de River para ponerse de acuerdo con su contrato, pero el hecho de que llega con el pase en su poder tras haberse salvado del descenso con el Deportivo La Coruña y su deseo de retirarse con la camiseta de River permiten inferir que no debería haber inconvenientes para que se produzca su reencuentro con el club en que debutó en Primera en 2002. Lux fue tres veces campeón local con River, donde ganó los torneos Clausura de 2002, 2003 y 2004.

Germán Lux, con la camiseta de River; se fue del club en 2006
Germán Lux, con la camiseta de River; se fue del club en 2006. Foto: Archivo

Tras los últimos errores de Augusto Batalla, que terminaron por convencer a Gallardo de la necesidad de incorporar un arquero de mayor experiencia y jerarquía, Lux ya parece tener todos los boletos para ser el arquero titular el 4 de julio, cuando River visite a Guaraní, en Asunción, en el partido de ida por los octavos de final de la Copa Libertadores.

Campeón mundial Sub-20 en Argentina 2001 y campeón olímpico en Atenas 2004, Lux vuelve a River después de una carrera en la que se identificó mucho con los tres clubes donde jugó. Tanto en River (2002 a 2006) como en Mallorca (2007 a 2011) y La Coruña (2011 a 2017) tuvo un anclaje sentimental con esos clubes, más allá de que siempre dejó en claro su deseo de retirarse en River. En el Depor también dio una vuelta olímpica, cuando en 2012 ascendieron a la máxima división del futbol español tras ganar la Liga Adelante, el campeonato de Segunda.

Desde que Gallardo es el técnico de River, Lux pasó más de una vez a saludar por el Monumental. Y en esas charlas le dejó claro al Muñeco, de quien fue compañero en River, que se quería volver a poner esa camiseta que no viste desde hace poco más que una década.

Ahora habrá que ver qué ocurre con Enrique Bologna, quien pasará a ser el tercer arquero del plantel luego de recuperarse de una operación por una hernia de disco. ¿Se quedará en River a remarla ya desde muy atrás o preferirá cambiar de destino para tener más posibilidades de jugar? Es un tema que el arquero decidirá junto a la dirigencia en los próximos días. Por lo pronto, en el partido de mañana ante Aldosivi y en el del domingo frente a Colón, en Santa Fe, el arco volverá a ser ocupado por Batalla y el suplente será Maximiliano Velazco, también surgido de las divisiones inferiores de River.

Pero el foco hoy es otro. Y tiene a Lux en el centro de la escena, once años después de su pelea con Passarella y luego de que mucha agua corriera por debajo del puente.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas