Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las FARC, en el tramo final hacia su disolución

Empezó el proceso para entregar a la ONU el 40% de las armas que les quedan

Miércoles 21 de junio de 2017
0

BOGOTÁ.- Con la entrega de la última parte que les queda de armamento, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) empezaron ayer la última fase para su disolución como grupo armado, un paso clave para convertirse en movimiento político.

"La dejación de armas es un acto de voluntad, valentía y esperanza. Las FARC estamos cumpliendo lo pactado", escribió en Twitter el jefe máximo de la guerrilla, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko".

Anteanoche, el presidente Juan Manuel Santos había anunciado que esta etapa final de abandono de las armas se cerrará con un acto el próximo martes. "El desarme es una realidad, y con él, los avances para consolidar la paz con las FARC y dar a los colombianos mucha más tranquilidad", dijo.

El grupo rebelde más antiguo del continente deberá entregar el último 40% de sus armas a la misión de la ONU, responsable de este procedimiento, en los 26 puntos del país donde están concentrados unos 7000 combatientes. El otro 60% ya lo consignó en las dos últimas semanas.

Según Santos, unos 5800 guerrilleros, incluidos los que están privados de libertad y milicianos o colaboradores de las FARC, ya cumplieron con el proceso de entrega de armamento ante la ONU. "Ya iniciaron su proceso de reincorporación a la vida civil", añadió.

Luego de la entrega de fusiles, la ONU dará a los ex combatientes un certificado que les permitirá comenzar su tránsito a la legalidad y conversión a movimiento político, un paso que tienen previsto clarificar durante un congreso del grupo rebelde en agosto.

Posteriormente cada miembro de las FARC "firma un acta de compromiso ante la oficina del Comisionado de Paz de no volver a empuñar las armas so pena de perder los beneficios", recordó Santos.

Verificación

Parte de este proceso será acompañado por el secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Políticos, Jeffrey Feltman, que anteayer se reunió con Santos y el equipo que verifica la implementación del acuerdo.

"Sabemos que las partes tuvieron desafíos en la implementación de este histórico acuerdo, pero superaron esas dificultades y la implementación está avanzando", afirmó Feltman, cuya visita al país durará cuatro días.

El pacto de paz entre el gobierno y las FARC, firmado en noviembre pasado luego de cuatro años de negociaciones en Cuba, busca poner fin a un conflicto armado de más de medio siglo, el más antiguo de América latina.

Con la participación de otras guerrillas, paramilitares y agentes estatales, la confrontación en Colombia dejó unos 260.000 muertos, 60.000 desaparecidos y 7,1 millones de desplazados.

Agencias AFP y Reuters

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas