Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Pedido de los cardenales "duros"

Quieren una audiencia con el Papa; habían criticado un capítulo de Amoris laetitia

Miércoles 21 de junio de 2017
0

ROMA (De nuestra corresponsal).- En un fiel reflejo de que el ala dura conservadora que se opone a las aperturas de Francisco sigue combativa, los cuatro cardenales que en septiembre pasado le escribieron una carta al Papa para que aclarara cinco "dudas" respecto de la interpretación del capítulo octavo de la exhortación apostólica Amoris laetitia (AL), sobre el amor en la familia, volvieron a la carga.

Como jamás tuvieron respuesta, los cuatro purpurados en cuestión -el italiano Carlo Cafarra, arzobispo emérito de Bologna; el estadounidense Raymond Burke, y los alemanes Walter Brandmuller y Joaquim Meisner- volvieron a escribirle al Papa, esta vez para pedirle una audiencia. Los cardenales quieren hablar con Francisco sobre las divisiones generadas por AL y la consiguiente "situación de confusión y de desconcierto" en gran parte de la Iglesia.

En capítulo 8°, el Papa afirmó que "nadie puede ser condenado para siempre, porque ésa no es la lógica del Evangelio" y llamó a "integrar a todos, en cualquier situación en la que se encuentren". Además abrió la posibilidad de que los divorciados vueltos a casar puedan acceder a los sacramentos luego de un camino de discernimiento personal y pastoral y un examen de conciencia. Como todos los casos son diferentes, en AL Francisco no dictó una nueva normativa general de tipo canónica, aplicable a todos los casos. Pero esta apertura jamás fue digerida por los sectores conservadores, una minoría ruidosa que acusa a Francisco de ambigüedad y que lo ataca continuamente por este y otros temas. Como en la anterior ocasión, un desafío a su autoridad, también esta vez el Papa ha ignorado el reclamo. Y los cardenales hasta ahora no han tenido respuesta.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas