Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Economía con superávit: los números también sustentan la celebración azul y oro

El próximo ejercicio tendrá un saldo favorable de 400 millones de pesos; el mercado de pases, los sponsors, la TV y la masa societaria, puntales de la estrategia de los xeneizes para generar recursos

Miércoles 21 de junio de 2017
0
Daniel Angelici
Daniel Angelici. Foto: Archivo

Boca cerrará la próxima semana un ejercicio económico que tendrá un superávit histórico: 400 millones de pesos. La mayor parte de esa ganancia se explica por el mercado de pases del último año, en el que el club tuvo un resultado positivo neto cercano a los $ 300 millones. El resto: $ 100 millones corresponden a la gestión diaria y se explica con los $ 180 millones anuales de los socios adherentes, más los US$ 20 millones que aportan los sponsors (BBVA, Nike y Huawei, todos con contrato hasta junio del año próximo), cada doce meses.

"Boca tuvo un mercado de pases como hace años no tenía", dicen en las oficinas del club. Las ventas de Carlos Tevez (US$ 11 millones brutos), Rodrigo Bentancur (7,5 millones de euros brutos por el 50% del pase), Nicolás Lodeiro (US$ 5 millones) y Nicolás Blandi (US$ 2 millones por la mitad del pase) sirvieron para fondear las compras de los colombianos Sebastián Pérez y Wilmar Barrios y de Santiago Vergini y Agustín Rossi; también, para financiar parte de los US$ 20 millones que el club dedicó a la construcción de la ciudad deportiva en Ezeiza.

"Boca tiene el plantel más caro de la Argentina: cuesta alrededor de US$ 20 millones al año", cuentan en la Bombonera. Y agregan, a modo de justificación: "Pero somos el club que más cobra por sus sponsors". El club tiene una masa social de 150 mil personas: 75 mil corresponden a vitalicios y activos; el resto son adherentes. El tercer rubro en ingresos es la televisión, que a partir del nuevo convenio firmado por la AFA con Fox y Turner también aumentará en relación a lo que percibía el club con el Fútbol Para Todos.

Con el respaldo económico que le dan los números, el presidente Daniel Angelici dijo hace unos días que el club "no necesita vender" a sus principales figuras. Así, ya rechazó ofertas por Darío Benedetto (US$ 12 millones) y por Cristian Pavón (US$ 14 millones). ¿Qué harán con ambos? "Los que quieran a Benedetto o a Pavón deberán pagar la cláusula de rescisión", avisan las autoridades. El goleador xeneize tiene un valor de salida de US$ 16 millones, más del triple del dinero que pagó Boca para repatriarlo desde el fútbol mexicano. Por el futbolista formado en Talleres, en cambio, Boca fijó un precio de 18 millones de euros. Pavón es más joven que Benedetto (21 años contra 27), por lo que tiene mayor valor de reventa.

De cualquier manera, los directivos no se imaginan un Boca 2018 sin esos dos futbolistas. "El objetivo del club es ganar la Copa Libertadores del año que viene", repiten una y otra vez. Si se va Benedetto deberán incoporar un N°9 con las mismas características. Y para ello usarán buena parte del dinero que ingrese. Y piensan en un arquero de jerarquía internacional para competir con Rossi y Guillermo Sara (Axel Werner retornará a Atlético de Madrid, de España, dueño de su pase).

Como la transferencia de futbolistas volvió a transformarse en un aspecto fundamental de la economía del club, la estrategia de la comisión directiva es que, a partir de ahora, el equipo juegue los amistosos de pretemporada (y del receso veraniego) en territorio europeo. ¿Las razones? Las explica una fuente del club: "Queremos que vean a los nuestros compitiendo de igual a igual con los jugadores de ellos. Y venderlos más caros, al mismo precio que los vende Brasil, por ejemplo".

Cada vez que Boca recibe una oferta por uno de sus futbolistas, Boca elige a qué precio venderlo. Para la mayoría de los clubes argentinos, con déficits operativos varias veces millonarios, la transferencia de jugadores sirve para compensar las cuantiosas pérdidas anuales. Venden por necesidad, y no por conveniencia.

El club prevé que la buena tendencia económica continuará el año próximo: de acuerdo con el último presupuesto, aprobado en Asamblea días atrás, se espera seguir obteniendo ganancias, con un superávit proyectado de $ 26,4 millones. Destinará al fútbol profesional unos $ 400 millones, por lo que el plantel con el que encarará la Copa Libertadores será aún más caro que el actual. Un detalle: la comisión directiva parece haber aprendido la lección del básquet. El equipo profesional de esa disciplina estuvo a un partido de perder la categoría. Para el año próximo, los recursos para ese plantel casi se duplicaron: pasaron de $ 15,5 millones a $ 30 millones.

Las medidas para sonreír

Un mercado de pases con ventas en cifras "europeas"

Las transferencias de Tevez, Lodeiro, Blandi y ahora Bentancurt le ofrecen a Boca un amplio margen de maniobra para reforzarse y no tener que desprenderse de sus mejores piezas en el futuro inmediato.

Benedetto y Pavón, delanteros con cláusulas millonarias

Se rechazaron ofertas de 12 millones de dólares por Benedettto y de US$ 14.000.000 por Pavón; los dirigentes piden que se pague las cláusulas de rescisión, que ascienden a cuatro millones más en cada caso. Así, Boca vende por conveniencia, no por necesidad.

Vidriera: partidos amistosos en el Viejo Continente

Para apuntalar las ventas de sus jugadores, los dirigentes planifican partidos amistosos en Europa con la finalidad de que sirvan como vidriera para mejorar las cotizaciones.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas