Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Papa lanza una iniciativa para ayudar a Sudán del Sur y sensibilizar al mundo

Francisco debería haber viajado al país africano, hundido en una atroz guerra desde 2013, pero debió suspender el viaje; a través de un programa de ayuda presentado hoy, quiso expresar su cercanía a la población, golpeda por una gravísima crisis humanitaria

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 21 de junio de 2017 • 10:23
0

ROMA.- Demostrando que más allá de las palabras, son las acciones las que cuentan y para sensibilizar a la comunidad internacional, Francisco lanzó hoy una iniciativa sin precedente para ayudar en forma concreta a Sudán del Sur, el país más joven del mundo -nació el 9 de julio de 2011-, cada vez más hundido en una guerra atroz y una crisis humanitaria gravísima, en medio de la indiferencia de la comunidad internacional. Para aliviar una situación al borde del colapso, con miles de muertos, atrocidades, desplazados, epidemias y una hambruna terrible, el Papa decidió darle ayuda concreta a instituciones que ya están trabajando en este país de África. El respaldo será en el campo de la salud, a través de dos hospitales manejados por monjas combonianas; de la agricultura, a través de Cáritas; y de la educación. La ayuda correrá por cuenta del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano e Integral del Vaticano.

"Muerte y desesperación afligen a la población de Sudán del Sur. Hay un conflicto en acto desde 2013 que provocó una gravísima crisis humanitaria por la que más de la mitad de la población, unos 7,3 millones de personas, sufre cotidianamente hambre. La vida de miles de personas está en riesgo por una epidemia de cólera sin precedentes; un millón y medio de habitantes fue obligado a escapar de sus pueblos a la ciudad por la guerra; en este país ocurren masacres y atrocidades, sistemáticas y generalizadas, perpetradas contra civiles por motivos étnicos; mujeres y niños son cotidianamente víctimas de abusos y violaciones", denunció hoy el cardenal ghanés Peter Turkson, prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano e Integral, en una conferencia de prensa en el Vaticano en la que se presentó la iniciativa denominada "El Papa para Sudán del Sur".

"El Papa Francisco es un pastor universal que supera las fronteras. Y él siente la necesidad urgente de sensibilizar a la comunidad internacional sobre este drama silencioso, pidiendo mayores y renovados esfuerzos para alcanzar una solución pacífica del conflicto", explicó Turkson.

El cardenal recordó que más de una vez el Papa mencionó públicamente su deseo de viajar a Sudán del Sur, "para dar impulso, con su presencia, a un giro en el proceso de paz y para darle voz al grito desesperado de una Iglesia que quiere decir '¡basta armas, basta violaciones, basta muertos!'". El 60 % de la población de Sudán del Sur, un país rico en petróleo, es cristiano (el 37%, católico).

A fines de mayo pasado el vocero papal, Greg Burke, anunció que el Papa no iba a poder visitar al país en octubre, como estaba previsto, porque no estaban dadas las condiciones y que se postergaría el viaje. "No pudiendo ir a Sudán del Sur, el Santo Padre quiso hacer tangible la presencia y cercanía de la Iglesia a la población afligida, a través de esta iniciativa 'El Papa por Sudán del Sur", dijo Turkson.

Esta iniciativa apunta a sostener y alentar la obra que ya realizan diversas congregaciones religiosas y organismos de ayuda internacional presentes en el territorio. Un proyecto tiene que ver con la salud y dos hospitales que manejan monjas misioneras combonianas en Wau y Nzara. Otro tiene que ver con la educación: a través de Solidarity with South Sudan, se darán becas de dos año para estudiantes, para que obtengan un diploma para la ensañanza para la escuela primaria. En el campo de la agricultura, el plan es sostener un proyecto que gestiona Cáritas que involucra a 2500 familias de de las diócesis de Yei, Tombura-Yambio y Torit, a través de instrumentos que favorezcan las cultivaciones y la cría de ganado, con el fin de que las comunidades locales puedan auto-abastecerse, adelantó Turkson.

Un genocidio silencioso

"El Santo Padre no se olvida de las víctimas silenciosas de este conflicto sangriento e inhumano, no se olvida de todas esas personas que son obligadas a irse de su país por la prevaricación, la injuisticia y la guerra, sino que las lleva a todas en sus oraciones y en su corazón", aseguró el cardenal que luego, ante una pregunta, contó que en los últimos años, más de una vez, la Santa Sede intentó mediar para hallar una salida al conflicto. "El Papa espera vivamente poder ir cuanto antes en visita oficial al país: la Iglesia no se cierra a la esperanza en un territorio tan castigado: invita en cambio a decisiones audaces y a creer que la Divina Providencia es capaz de realizar lo que a los ojos del mundo parece irreal, imposible", concluyó Turkson.

En la conferencia de prensa Yudith Pereira Rico, monja española que dirige el programa Solidarity with Sout Sudan, sin pelos en la lengua aseguró que en el país africano se está dando un "genocidio silencioso". "No son números los que sufren, sino personas individuales, de carne y hueso y nos gustaría que todos se pudieran poner en sus zapatos", dijo, al llamar a los periodistas a ayudar a difundir esta situación olvidada utilizando en las redes sociales el hashtag #southsudanwecare.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas