Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Estadías con arte

Hay muchas maneras en las que puede distinguirse un hotel, pero incorporar arte sin duda es una de las más interesantes: recomendados con una curaduría exquisita, para llevar la experiencia a un nuevo nivel

Miércoles 21 de junio de 2017 • 20:32
Un hotel que en su ambientación incluye arte está sumando un diferencial interesante
Un hotel que en su ambientación incluye arte está sumando un diferencial interesante.
0

Hay muchas formas de elegir un hotel. La ubicación, los servicios, las comodidades o incluso la cantidad de estrellas que posee son algunos de los puntos que pueden influir en la elección. En esta última clasificación, sin embargo, no siempre se tienen en cuenta todos los factores que pueden hacer a una experiencia especial y distinta. En ciertos casos, por ejemplo, algunos hoteles han decidido incorporar arte a su ambientación, a veces en pequeños detalles y a veces como un rasgo concreto y tangible de su propuesta. En ambos, el resultado es una estadía que gana contenido y enriquece la experiencia del huésped. A continuación, recomendados de Club para vivir estadías con curaduría exquisita.

Arte en primera persona

"Al tener una madre artista plástica, el arte nos acompañó siempre en nuestros proyectos", explica Javier Figueroa, quien con su hermana María Rosario está a cargo del hotel Legado Mítico, con sedes en Buenos Aires y Salta. En ambos casos emplazados en casonas con historia, el precepto de su nombre no se limita a las obras maternas, sino que además incluye otros referentes de la cultura argentina, por ejemplo, Eduardo Pla. Tanto el lobby como las habitaciones poseen obras en óleo, arte digital y grabados de firma, siempre en la búsqueda de representar la identidad del país. Incluso, en el living de la sede porteña puede encontrarse una reproducción de un famoso cuadro de Benito Quinquela Martín, mientras que una obra que ilustra a un grupo de gauchos preside el de Salta. "Como representantes del arte, evocamos en Buenos Aires a un pintor, Quinquela, y en Salta a una escultora, Lola Mora", describe Rosario. Asimismo, por estos días en la provincia norteña tienen a la venta obras de la escultora Viviana Ovalle, del pintor Mario Ferreyra y del fotógrafo Juan Aranda. Mucho más que agregado decorativo, el arte cumple en estos hoteles un rol fundamental, funcionando casi como una declaración de principios de la propuesta.

En los hoteles de la cadena Esplendor, en tanto, también hay espacio dedicado al arte. En el que está ubicado en el Centro, una exposición permanente del grupo Mondongo, reconocido por sus grandes retratos hechos con materiales no convencionales, adorna los pasillos abalconados y genera una suerte de galería de arte in situ. "Le damos al huésped la ventaja diferencial de poder vivir el arte en primera persona y en todo momento en que esté en el hotel", apunta Rocío Estévez, brand manager de la marca. Entre otras obras, esta colección alude a figuras de la cultura argentina como Jorge Luis Borges, Eva Perón, Antonio Berni o María Elena Walsh.

En su sede de Plaza Francia, por otro lado, obras del fotógrafo Lobo Velar ambientan el lobby y todas las habitaciones, en una labor especial que se hizo a partir de un relevamiento de las especies de árboles de la zona. "Se tomaron fotos para lograr collages que hablan de la ubicación y el contexto; así, se destaca la flora de Recoleta y se transmite a la vez naturaleza dentro de un hotel urbano", explica Estévez. Asimismo, en esta sede se suman trabajos de Matías Duville, Miguel Pombo, Nicola Costantino, Ana Eckell y Luis Tomasello.

Para admirar y comprar

Otro rasgo interesante de este tipo de bonus en los hoteles es que a veces este arte también está en venta. Es el caso en Los Cauquenes, cuyos lobby, bar y restaurante tienen obras de la pintora Adriana Zaefferer, a quien se eligió por el uso de colores y la estética que maneja. "También por la frescura con la que transmite situaciones en las que la naturaleza y los animales son protagonistas y por la temática de sus obras, paisajes de la Patagonia argentina", describe Clara Taquini, marketingmanager del hotel. Con una técnica realista y cálida a la vez, resultó el agregado perfecto para la ambientación de este resort emplazado en la ciudad más austral del mundo, Ushuaia.

Lo mismo sucede en el hotel boutique Sacha Mistol, en Córdoba, que se define desde el inicio como un alojamiento especializado en el tema. "El arte invade todos los rincones de esta antigua casona, y cada habitación conjuga de una manera única el confort con las intervenciones realizadas por diferentes artistas", explican. Así, se dan permanentemente muestras y casi todas las obras están a la venta (exceptuando los murales), tanto en el hotel como online. Además, poseen personal entendido en arte, capacitado para explicar lo que se exhibe y también para recomendar sobre muestras en otros espacios de Córdoba, así como actividades relacionadas.

Representantes de la cultura local

Modernos, clásicos, autóctonos: hay tantas variantes de hoteles como artistas para incluir en su propuesta
Modernos, clásicos, autóctonos: hay tantas variantes de hoteles como artistas para incluir en su propuesta.

En la mayoría de los casos, el arte elegido también tiene como fin representar y mostrar la cultura local. En Punta del Este, Uruguay, el boutique designAwa Hotel eligió al artista Mario Giacoya para exponer sus pinturas en todo el espacio. Fiel exponente de la naturaleza típica de ese país, sus obras se centran sobre todo en los paisajes de campo y el trabajo del medio rural. Casi nostálgicos, sus cuadros pueblan gran parte de los espacios comunes y, aunque no están a la venta, imparten una ambientación que termina de completar el clima del hotel. "Creemos que es un extra importante, porque no solo estamos ofreciendo arte, sino que la paleta de colores inspira calidez", describen desde Awa. Con espíritu corporativo y sede de importantes congresos, desde sus paredes se ocupan de mostrar la versión de Uruguay que menos suelen ver sus huéspedes.

Finalmente, en ocasiones, el edificio mismo en el que está emplazado el hotel es una obra de arte. Como la construcción art déco, proyectada por el arquitecto húngaro-alemán Johannes Kronfuss en 1929, que hoy alberga el Moreno Hotel. Puesto en valor en 2006 para tal fin, se destacan sus cerámicas en el vestíbulo, el hall y el basamento de la fachada, confeccionadas en Alemania, y los cinco vitrales realizados por el pintor Gustav van Treeck en Múnich con temáticas simbólicas relacionadas a la navegación, la industria, el transporte, la ganadería y la industria. Además, su mobiliario fue recuperado de diferentes ferias de antigüedades siguiendo las líneas de Jacques Émile Ruhlmann y Michel de Klerk. Y en una nota más actual, se encargaron obras al artista plástico Damián Puig. "La idea fundamental es que las piezas de arte y mobiliario obedezcan tanto a un fin estético coherente con la arquitectura del edificio como a la mejoría de la estadía de nuestros pasajeros", sintetizan desde el hotel.

Un paso más allá

Con 26 años, arteBA es la feria de arte más importante de Latinoamérica. Y buscando llevar un paso más allá esta alianza entre arte y hospedaje, Meliá Recoleta Plaza se convirtió en miembro honorífico de la fundación arteBA, organizadora de la feria y, además, incansable sostén del desarrollo artístico. "Para nosotros, es fundamental la difusión del arte y la cultura en todas sus formas de expresión, y pertenecer a arteBA nos da la posibilidad diaria de hacer conocer lo mejor de nuestros artistas a todos los que visitan el hotel", apunta Eric C. Moller Jensen, revenue manager.

Bajo esta premisa, sus paredes exhiben una selección de arte iberoamericano y "los mejores elementos decorativos del Viejo Continente". Además, se enorgullecen de tener la colección más importante de videoarte de toda América. En su lobby y sus áreas comunes pueden encontrarse obras de Ananké Asseff, Hermenegildo Sábat, Julio Geró y Lux Lindner, entre otros, además de un tapiz flamenco con 400 años de antigüedad.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas