Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un viaje online para conocer el comercio vintage

Domingo 25 de junio de 2017
LA NACION
0
Retro: redescubrir la moda del pasado a través de un viaje online puede deparar buenas sorpresas
Retro: redescubrir la moda del pasado a través de un viaje online puede deparar buenas sorpresas.

En un momento de moda cuyo mayor signo de estilo es la amalgama ostensible de todos los estilos de las décadas precedentes, vestirse con prendas de época parece ser la respuesta más justa al dilema del ¿qué me pongo? A medida que se hace tal, el vasto pasado nos va dejando pruebas de haber existido bajo la forma de crecientes pilas de indumentaria, alguna de ella ni siquiera usada -un tesoro de pirata-. Y así, nos damos cuenta de que del repertorio del vestuario actual se revelan imprescindibles sólo los básicos cotidianos, como la ropa interior y las camisetas de calle, de uso intensivo y, por lo tanto, renovados con frecuencia. Para todo lo demás, no tenemos que recurrir a la inagotable cornucopia de las modas que nunca pasarán de moda, la copiosa herencia repartida a lo largo y a lo ancho del globo, en puestos de mercado, ferias americanas, multitiendas expandidas a galpones, exquisitas boutiques de anticuariado textil y discretas ventas privadas de coleccionistas de alto vuelo.

O bien, cuando el redescubrimiento del pasado se hace pasión, podemos lanzarnos, a través de la pantalla omnipresente, a un viaje online, donde los sitios de comercio vintage, cada vez más numerosos, son fértiles en sorpresas y están bien armados. En un lapso de pocos minutos, el trip se revela verdaderamente fascinante, aún cuando no se lo haga con frenesí consumista, blandiendo plásticos y agotando créditos. Diría que es más delectable todavía encarado pour le plaisir, un crucero de lujo por la historia de la moda, o como excursión iniciática, para lxs estudiantes de moda, que la harán, no lo dudo, con los ojos y la boca muy abiertos.

Quizás el sitio más seguido, y en todo caso el más comentado sea Beyond Retro, templo y mercado de la pilcha pop, de la que ofrece infinitamente más variaciones de lo que uno hubiera podido -o querido- pensar. En su primera encarnación fue una tienda millennial del este de Londres, gran capital del vintage en todas sus expresiones, que se multiplicó en sucursales por Ia ciudad y el país y luego Suecia hasta finalmente estallar en línea (www.beyondretro.com) en 2010 con sus colores de cómics y su exhaustiva panoplia destinada a todxs lxs combatientes de la híperrealidad urbana.

Pero si en estos días tu ánimo se inclina hacia una decidida ansia de chic absoluto, una plataforma de peregrinación obligada es Archive Vintage (archivevintage.com), creada por Kerry Bonnell en 2006, tan sobria y neta como la boutique de origen, en Austin, Texas, se dedica a las prendas de autor y los accesorios, de los años sesenta a los noventa, algunas de ellas nunca usadas y para el resto, perfectas o casi. En una reciente visita, entre otras maravillas, pesqué, en la sección New Arrivals, una boina años cincuenta de Schiaparelli (la original, por cierto, Elsa herself) en terciopelo negro bordado con un motivo de estrellas de pirotecnia en canutillo e hilos color bronce, impecable (U$S 325). Los diseñadores van de Alaïa (un abrigo definitivo, entre trench y kimono, todo en suntuosos pliegues de paño oscuro, U$S 2400) a Zandra Rhodes (un vestido corto en estallido de oro, plata, bronce y strass sobre acetato negro para hacer una entrée remarquée y luego rockear toda la noche por apenas U$S $325), pasando por Chanel y Christian Dior y, entre muchos otrxs, Mc Queen, Demeulemeester, Christian Lacroix, Comme des Garçons, Galanos, Geoffrey Beene (dos fantásticos fourreaux minimal chic, en lino negro y seda marino, de los Sixties, entre Jackie y Audrey, U$S 650 y 525, respectivamente), Halston, Issey Miyake, Jil Sander (traje de fieltro de lana, jamás estrenado, con sus etiquetas originales, U4S 550) , Ossie Clark, Pauline Trigère, Romeo Gigli, Teal Traina, Ungaro, Yohji Yamamoto (campera corta en satén negro a U$S 225, un regalo). Incluyo los precios no solo porque corresponde, también contribuyen a la fantasía. Que tengan el mejor de los viajes.

El autor ha colaborado en Vogue Paris, Vogue Italia, L'Uomo Vogue, Vanity Fair y Andy Warhol's Interview Magazine, entre otras revistas

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas